EFE NewsSan Juan

El presidente estadounidense, Donald Trump, está "totalmente comprometido" con ayudar al gobierno y al pueblo de Puerto Rico a responder a la amenaza actual de coronavirus y siempre dará prioridad a la salud y el bienestar de los ciudadanos americanos.

Así lo aseguraron este viernes, el enlace del ejecutivo estadounidense con Puerto Rico, el contralmirante Peter Brown, la comisaria residente, Jenniffer González, y la gobernadora, Wanda Vázquez.

"La administración Trump está comprometida con las acciones de ayuda inmediata para la crisis del coronavirus y la recuperación de la economía estadounidense y la forma de vida de todos los estadounidenses, incluidos los millones de ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico y en el continente", recalcaron en la nota conjunta.

La administración Trump ha comprometido, incluso antes del coronavirus, más de una docena de departamentos y agencias, miles para empleados federales y miles de millones de dólares de los contribuyentes para la recuperación y la resiliencia de Puerto Rico, indicaron.

Este trabajo se lleva a cabo en junto al gobierno de Puerto Rico, la Oficina de la Comisionada Residente y el sector privado "en un nuevo ambiente de confianza, cooperación, transparencia y responsabilidad".

A su vez, indicaron que continúan consultando con los líderes farmacéuticos locales en Puerto Rico para abordar "la escasez médica actual y las preocupaciones de seguridad de la cadena de suministro a largo plazo" y subrayaron que las agencias federales continúan brindando ayuda, pruebas COVID, equipo de protección y apoyo logístico.

Por otro lado, subrayaron que las empresas textiles están autorizadas a reabrir fábricas y producir equipos de protección para hospitales, agentes de la ley y empleados esenciales.

Las instalaciones y hospitales de la Administración de Asuntos de Veteranos (VA) están operacionales y listos para apoyar a sistemas de salud que no son de VA si FEMA lo solicita.

Por último, manifestaron que la Administración Trump "ha expresado su agradecimiento al compromiso de la gobernadora, de construir una asociación estratégica y de unirse a los gobernadores de nuestra nación en llamadas informativas de rutina con el presidente Trump y el vicepresidente, Mike Pence; así como a la representante Jenniffer González, quien ha estado abogando por la agenda del Presidente en el Congreso para brindar alivio a la economía estadounidense".

La reestructuración de la deuda de Puerto Rico está actualmente en pausa por la Junta de Supervisión Fiscal en reconocimiento de la crisis del coronavirus y se han liberado millones de dólares en reservas para atender las necesidades inmediatas de los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico.

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó este viernes de manera mayoritaria un paquete de estímulo fiscal de más de 2 billones de dólares para tratar de contener el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

El plan de estímulo, que representa alrededor de un 10 % del producto interior bruto de EE.UU., ya recibió la luz verde del Senado este jueves, con lo que solo le resta la firma del presidente estadounidense, para entrar en funcionamiento.