EFE NewsSan Juan

El presidente ejecutivo de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, Jaime Plá, calificó este jueves de insostenible la situación provocada por la debilidad del sistema energético de la isla caribeña.

"La situación que crea el estado de nuestra debilidad energética en el campo de la salud es enorme. Los constantes apagones por periodos prolongados, la incapacidad del proceso de comunicación con LUMA para conocer soluciones y saber cuándo se resolverá la situación en el área", dijo el directivo en un comunicado.

"Las dos áreas más críticas y preocupantes son nuestros pacientes encamados en sus hogares, que dependen de electricidad para sobrevivir y nuestros hospitales y facilidades de salud, que atienden pacientes en bases constantes", subrayó.

"Los pacientes en el hogar dependen de electricidad para sobrevivir, concentradores de oxígeno, ventiladores mecánicos, máquinas de succión, equipos de alimentación enteral, equipos de terapia respiratoria, BPAP y CPAP, y muchos pacientes que reportan por Telemedicina diariamente sus signos vitales a través de internet y otros medios que se afectan con la falta de luz", aclaró.

En el caso de los hospitales y otras facilidades de salud esta constante falta de luz intermitente daña equipos costosos, se pierde la calibración, aumenta el costo de la prestación de servicios por el uso alterno de generadores de electricidad, además pone en riesgo la vida de pacientes, según aseguró Plá.

"La conversación que se tiene públicamente sobre si es sabotaje, si el estado del sistema es frágil, si se tiene suficiente personal, si hay o no un plan de trabajo, al final no atiende la necesidad del paciente ahora", advirtió.

"Cada paciente que pueda morir, que tenga que ir al hospital, son acciones innecesarias que no forman parte de la discusión. La paciencia no puede ser la solución a esto. Se necesita una solución inmediata no a largo plazo", concluyó.