EFE NEWSSan Juan

La Asociación de Museos de Puerto Rico (AMPR) ha trasladado a la gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, mediante una carta, su preocupación por no haber sido incluido el sector en las medidas de rescate presentadas recientemente para aminorar el impacto económico por los efectos de la pandemia del Covid-19.

En ese sentido, recordó que el AMPR representa sobre 100 museos ubicados alrededor de la isla que hoy permanecen cerrados y limitados en su capacidad de recaudar fondos para su sostenibilidad futura por el cierre generalizado impuesto por la mandataria para frenar la propagación de la pandemia.

"Nuestras instituciones han sobrellevado retos significativos durante estos pasados años: recortes sucesivos a las asignaciones públicas, una reducción de las oportunidades para allegar fondos privados que complementen dichas asignaciones, y daños a nuestros edificios y colecciones que aún estamos en proceso de subsanar como resultado del paso de los huracanes y la actividad sísmica reciente", recuerdan.

La nueva amenaza del COVID-19 es otro duro golpe para nuestra industria, apuntan.

"Aún así, muchos de nuestros museos se mantienen activos ofreciendo servicios educativos a distancia, así como servicios artísticos que contribuyen a la estabilidad emocional de toda la comunidad y que nos permiten mantenernos vinculados a una audiencia internacional", desvela.

"Por el valor incalculable del patrimonio que custodian nuestras instituciones agradecemos su consideración para que la Asociación de Museos de Puerto Rico pueda colaborar con los esfuerzos que realiza el Gobierno y ser una fuente de desarrollo social y económico que ayude a nuestro pueblo a sobrellevar esta crisis", indica la misiva firmada por la presidenta de la asociación, Marianne Ramírez.

También agradecen a la gobernadora la posibilidad de considerar medidas concretas que puedan ayudar al sector considerando el valor social y económico que aportan dichas instituciones y la cantidad de empleos que genera nuestra industria.