EFEUSASan Juan

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin, mantuvo hoy un "enfrentamiento dialéctico" y diferencias ideológicas con el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, en relación a las posiciones respectivas dentro del partido, y mientras la alcaldesa dijo que "no es el momento de pelear", Ferrer indicó que si ella quiere ser presidenta en octubre se convoca una elección.

"Aprovecho la oportunidad para preguntarle a la alcaldesa si quiere ser presidenta del Partido Popular. Si ella quiere ser presidenta del Partido Popular, que me lo diga ahora, que el primero de octubre convocamos a una elección para que me rete y derrotarla de una vez", manifestó Ferrer en declaraciones a los medios tras un acto de la Fundación Luiz Muñoz Marín.

En un comunicado, la alcaldesa señaló que ella no había presentado su dimisión como vicepresidenta del PPD y que para pelearse hacen falta dos.

"Como partido, perdemos credibilidad cuando se insiste en tergiversar los hechos y verlos desde una óptica que se aleja de la realidad. Yo no tergiverso ni hechos ni palabras. No lo necesito. Yo enfrento la realidad de frente y sin animosidad hacia otro popular", indicó Yulin en su comunicado.

"Héctor, mi pelea no es contigo. No lo tomes personal. Te repito: mi pelea no es contigo. Mi pelea es contra la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que deja de manifiesto nuestra condición colonial. Mi pelea es a favor de la gente de Peñuelas y contra el depósito de cenizas tóxicas en Puerto Rico; peleo junto al país por la Universidad de Puerto Rico, para que la educación sea reconocida como un servicio público esencial", dijo,

Además subrayó que su pelea es "contra la injusticia de un gobierno que le quita 60 medicamentos a la gente que depende de la tarjeta de salud, que despide más de 5.000 empleados y nos dicen que como son transitorios no importan; mi pelea es para que tomemos control de nuestras herramientas económicas y nos liberemos del yugo de las leyes de cabotaje que tanto daño le hacen a nuestra gente. Mi pelea, Héctor, dentro del PPD, es con los que le rinden tributo al inmovilismo, con los que tienen secuestrado el Partido, porque no pueden aceptar que su momento pasó".

A su vez, recalcó sobre el reto lanzado y la presidencia del PPD que para "pelear se necesitan dos. Ambos sabemos que quizás nos encontraremos más adelante en lados opuestos. Cuando llegue ese momento, si llega, en mí siempre tendrás a alguien que verá en ti no un enemigo ni un adversario, sino un correligionario con visiones distintas a las mías; y como hasta ahora, siempre te trataré con respeto".

"Este no es el momento de pelear entre populares que queremos el bien para Puerto Rico. Este es el momento de demostrarle al País que somos capaces de una gran alianza popular para comenzar a construir las bases de una gran alianza puertorriqueñista", agregó.

Además subrayó que para "pelear contigo, conmigo no cuentes. Para pelear por Puerto Rico, esta patria sabe que cuenta conmigo siempre".

Tras criticar que la reacción de Héctor Ferrer por calificar las mesas de diálogo sobre el partido que ha organizado a partir del 5 de agosto por el país de "estructura paralela" y de intentar "coartar la intención de escuchar a la base del PPD y al país", opinó que la isla "nos está convocando a la apertura, al diálogo coincidente y a las alianzas" y "está buscando un pensamiento amplio e inclusivo que rompa los estrictos deslindes de la política partidista".

Tras subrayar que "no estaba renunciando a la vicepresidencia de las mujeres", recalcó que dijo ayer que iba a someter a la asamblea del PPD para que esa asamblea ratificará "si yo como soberanista cabía dentro del PPD y debería permanecer en la vicepresidencia".

Por último, Ferrer, dijo hoy en declaraciones a los medios que le "estoy aceptando hoy la posición" y subrayó que hay "un solo partido y una sola dirección por eso por eso la estoy invitando que, si ella quiere presidir el partido que me lo diga para convocar una elección".