EFE NewsSan Juan

La comisionada residente, Jenniffer González, abogó este martes por recursos para combatir el COVID-19 y promover el desarrollo económico de Puerto Rico durante la vista pública celebrada por el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos, sobre el impacto del coronavirus en los territorios.

"El 15 de marzo, Puerto Rico se convirtió en la primera jurisdicción de los Estados Unidos en implementar el 'lockdown' (confinamiento) más estricto con un toque de queda obligatorio y el cierre de todos los negocios no esenciales. El Covid-19, junto con los huracanes de 2017 y los terremotos de este año, han creado importantes desafíos inesperados para un territorio que, debido a su condición política colonial y la incapacidad de participar plenamente en la democracia de nuestra nación, siempre ha estado económicamente rezagado", dijo en su exposición.

La comisionada solicitó que se incluyera en un futuro paquete de ayudas por la emergencia del coronavirus la extensión del Child Tax Credit (CTC) y el Earned Income Tax Credit (EITC) a Puerto Rico; como lo ha propuesto la comisionada en legislación que ha radicado.

Durante la ponencia, la congresista solicitó que se aumente en un 30 por ciento los fondos del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y se haga una asignación especial de 1.270 millones para asistir con la emergencia del coronavirus, esto debido a que Puerto Rico está excluido del Programa de Asistencia Suplementaria por Desastres (D-SNAP) y que el dinero asignado para la isla para el PAN es casi un 50% menos comparado con los estados.

González Colón pidió además que se retire el límite de Medicaid en Puerto Rico para que se puedan proveer pruebas de diagnóstico del coronavirus a los que no tienen un plan médico y subsidios a la industria de la salud en cualquier próximo proyecto de estímulo económico.

También solicitó al Comité que se abriera el Coronavirus Food Assistance Program a cosechas especiales como café, guineos, plátanos, mango, piña, lechugas, pimientos, batatas, panapén, cacao, cilantro, parcha, recao, ñame, malanga y cúrcuma para que los mismos sean considerados como elegibles para asistencia directa bajo dicho programa.

Con el fin de proveer acceso a recursos adicionales para mejorar el manejo del agua en Puerto Rico, la comisionada residente, presentó una resolución que haría a la isla una jurisdicción candidata para solicitar subvenciones WaterSMART y Drought Resiliency Project de la Oficina de Recuperación del Departamento del Interior de los Estados Unidos.

La comisionada señaló que en momentos en que se le pide al pueblo que se lave las manos para detener la propagación de COVID-19, es esencial un servicio confiable de agua.

Reseñó que esto ha sido un problema durante mucho tiempo en Puerto Rico, donde se pierde la distribución del 59% del agua producida por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico, o alrededor de 299 millones de galones por día (MGD).

La comisionada solicitó que se redactara un lenguaje legal que permita al el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano HUD extender la permisibilidad para que se puedan usar los fondos CDBG-DR asignados a Puerto Rico como consecuencia del huracán María, para la recuperación del terremoto y para la emergencia COVID-19.

También recalcó la importancia de proveer banda ancha o acceso a Internet de alta velocidad, en especial a zonas rurales como infraestructura esencial para el desarrollo económico.

En cuanto al manejo de pasajero respaldó la propuesta de una reglamentación uniforme para la entrada de pasajeros en toda la nación, ya sea por puertos o aeropuertos, que permita el flujo de los pasajeros dentro de un balance entre el interés económico y la salud.

En la vista, además de González comparecieron Gregorio Kilili Camacho Sablan de las Islas Marianas del Norte, Amata Coleman Radewagen de Samoa Americana, Stacey Plaskett de las Islas Vírgenes y Michael San Nicolas de Guam.