EFE NewsSan Juan

La comisionada residente en Washington, DC, Jenniffer González, presentó este domingo su plan de Gobierno si revalida a su puesto, apostando como su carta de triunfo a la infraestructura como su prioridad al desarrollo económico de Puerto Rico,

Mover proyectos de infraestructura de aguas, optimizar la red eléctrica, asegurar recursos para construcción, mejoras a las carreteras, proyectos de control de inundaciones y maximizar el uso y agilizar el desembolso de fondos federales asignados, son los pilares de la propuesta sobre infraestructura de González.

"Para los planes de desarrollo económico y social es indispensable contar con una infraestructura robusta, sólida y resiliente", afirmó González en un comunicado de prensa emitido este domingo.

"El mantenimiento y construcción de la infraestructura son una fuente importante de empleos y un atractivo para la inversión. Por eso, presento estas iniciativas donde apuesto a la infraestructura como motor económico y herramienta de justicia social", enfatizó.

González adelantó que durante el próximo Congreso, se discutirá una medida para actualizar y mejorar la infraestructura para Estados Unidos bajo los principios de resiliencia y sostenibilidad, pero Puerto Rico no está incluido automáticamente en la asignación que les corresponde a los estados.

Ante ello, la comisionada se comprometió para que la isla sea incluid en la legislación final, con una partida que equivalga a las necesidades y prioridades del territorio.

El objetivo de ser incluidos en dicha legislación es la construcción de viviendas y rehabilitación de viviendas existentes; construcción de carreteras, puentes y rehabilitación de los existentes, construcción, rehabilitación y reemplazo de infraestructura de los cuerpos de agua que brindan agua potable.

Asimismo, se propone la construcción, rehabilitación y reemplazo de la infraestructura del sistema eléctrico; construcción, rehabilitación y reemplazo de edificios que proveen servicios directos a la ciudadanía, así como hospitales, escuelas, alcantarillado, entre otros.

También se ha propuesto implementar o expandir la cobertura de banda ancha e implementar o expandir la transportación pública, y promover conectividad con diferentes opciones de transporte.

Para atraer la actividad económica a los cascos urbanos, la comisionada propone un plan integrado.

Para ello coordinará con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano federal (HUD, en inglés) aumentar los recursos federales en el desarrollo de los centros urbanos y con los municipios y agencias estatales para que estos tengan la ayuda necesaria para conocer y solicitar todos los fondos disponibles.

González dijo además que logró incluir cinco enmiendas al Fixing America's Surface Transportation Act o "FAST Act" para tener acceso a más fondos para mejoras y construcción de carreteras, aceras, caminos peatonales, carriles y caminos para ciclistas, mejoras a las instalaciones del transporte público y rehabilitación, adquisición y diversificación de nueva flota de vehículos.

De igual manera, González se comprometió trabajar, no solo con el Gobierno federal, sino también con el Gobierno local "para lograr una infraestructura energética a la par con los tiempos" y que asegure suplido energético confiable y estable que permita, entre varios puntos, el desarrollo de la manufactura y el comercio.

"Exigiré de las agencias federales responsables del área energética fiscalización efectiva de la reconstrucción del sistema con un sentido de urgencia", dijo.

Asimismo, se comprometió en este proceso con los municipios, las comunidades y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), para tengan acceso a las asignaciones y propuestas disponibles para el desarrollo de sistemas y redes con iniciativas innovadoras.

Según dijo González, la AEE tiene asignado 1.900 millones de dólares en fondos bajo el CDBG-DR del HUD y fondos adicionales para mejoras del sistema eléctrico para un total de 12.400 millones de dólares en inversión federal logrados en este cuatrienio.

La también vicepresidenta del Partido Nuevo Progresista se comprometió a identificar asignaciones y préstamos federales para llevar a cabo el dragado periódico de todos los embalses, la protección de las cuencas hidrográficas de los embalses, mejoras a las plantas de filtración, entre otras.