EFE NewsSan Juan

El comisionado de la Policía de Puerto Rico, coronel Antonio López, confirmó que el cadáver de un hombre localizado en el distrito sanjuanero de Santurce, que había sido identificado como David Emanuel Rivera, corresponde es el de la persona que cometió el asesinato de tres policías durante una persecución el lunes.

López, en conferencia de prensa este miércoles, señaló que Rivera, residente de Ponce y cuyo cuerpo fue encontrado el martes junto con un letrero que decía "Yo soy el responsable del asesinato de los guardias. Aquí está", causó la muerte del agente de la Policía de Puerto Rico Luis Marrero y de los municipales Luis Salamán y Eliezer Hernández.

Confirmó que Rivera, de 25 años, pertenecía a una banda criminal conocida como "las FARC", el mismo nombre de la guerrilla colombiana, y que era además uno de los involucrados en el asesinato de Isadora Nieves, más conocida como Pinky Curvy, célebre en las redes e integrante de una organización criminal.

Además, el delincuente era sospechoso de otros asesinatos en el municipio de Ponce.

LA POLICÍA IDENTIFICÓ EL MARTES EL CADÁVER

La Policía identificó el martes el cadáver de Rivera, hallado en Santurce con un cartel en el que se le achacaba ser el responsable del asesinato de los tres policías.

Según se informó, una llamada anónima alertó a la Policía sobre una persona en el pavimento, y al llegar los agentes localizaron el cuerpo de Riveracon múltiples heridas de bala en diferentes partes del cuerpo.

El teniente coronel Rolando Trinidad, responsable de la investigación, presentó a los medios imágenes de cámaras cercanas a la zona del incidente que sirvieron para identificar a Rivera. Una de las ayudas fue el tatuaje con el nombre "Sophia" en uno de sus brazos.

IMÁGENES DE ASESINO ANALIZADAS POR ESPECIALISTAS

Las imágenes fueron analizadas por especialistas que certificaron que el cadáver de Rivera correspondía al responsable del asesinato de los tres policías cometido en el área turística de Isla Verde, junto a la capital puertorriqueña.

Puerto Rico estuvo conmocionado desde el lunes por el asesinato de tres policías en el caso más grave en su historia reciente de muerte de agentes en un único suceso violento.

El suceso tiene su origen en una persecución se produjo en la avenida Baldorioty de Castro, una de las principales vías de acceso a San Juan y de las más transitadas, cerca del aeropuerto, lo que ha aumentado la preocupación entre las autoridades.

AGENTES ACUDIERON PARA ATENDER UN ACCIDENTE

Los agentes respondieron a una llamada derivada un choque en la urbanización Severo Quiñones, en la localidad de Carolina, tras la que el individuo, Rivera, causante del choque, abandonó el vehículo en que viajaba y al llegar los agentes comenzó a dispararles con un rifle de asalto, asesinando al agente Salamán y más tarde a los dos municipales.

El presidente de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS), Jaime Morales, señaló sobre el asunto que la situación para los agentes de la Policía es difícil, ya que cada vez son menos patrullando las calles, principalmente debido a un abandono de la profesión por las condiciones laborales.

El jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, expresó su apoyo en una declaración institucional en la condenó los sucesos y puso a disposición todos los medios de la agencia estadounidense.

El Ejecutivo de Puerto Rico decretó tres días de duelo nacional por el asesinato de los policías y el gobernador, Pedro Pierluisi, lamentó profundamente los fallecimientos.