EFEUSASan Juan

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) en Puerto Rico anunció este viernes que el pasado lunes decomisó 55 libras (25 kilos) de LSD dentro de un paquete que llegó al Aeropuerto Internacional Rafael Hernández en Aguadilla, al noroeste de la isla.

Según detalló el CBP en un comunicado de prensa, el pasado lunes, un grupo de oficiales de su agencia CBP seleccionó una caja que tenía escrito "Tinte de cuero Cabrera" para una inspección más exhaustiva.

Al abrir la caja, los oficiales encontraron cinco paquetes del tamaño de una pelota de baloncesto hechos de polvo marrón.

Los paquetes fueron marcados como productos de "M. Cabrera" y claramente marcados como "no para consumo humano".

Con la ayuda del personal del Laboratorio del CBP, se analizó una muestra que revela las propiedades del LSD.

"Los contrabandistas buscan muchas formas de introducir el contrabando e intentan ingresar diversas sustancias ilegales", dijo Roberto Vaquero, subdirector de Operaciones de Campo para la Seguridad Fronteriza en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

"No obstante, nuestros oficiales son constantes en la detección y confiscación de estas drogas", afirmó.

La Administración de Control de Drogas (DEA, en inglés) de los Estados Unidos clasifica el LSD o la dietilamida del ácido lisérgico como un medicamento, sustancia o químico de la Lista I sin uso médico actualmente aceptado y con un alto potencial de abuso.

"En la DEA hemos realizado muchas investigaciones de organizaciones criminales transnacionales que se ocupan del LSD, entre otras drogas. Sin embargo, es inusual incautar una cantidad tan significativa", agregó A.J. Collazo, agente especial de la División del Caribe de la DEA.

La misión de CBP es salvaguardar las fronteras de Estados Unidos, protegiendo así al público de personas y materiales peligrosos, al tiempo que mejora la competitividad económica global de la nación al permitir el comercio y los viajes legítimos.