EFE NewsSan Juan

Las autoridades puertorriqueñas desconocen el paradero del vehículo blindado que se compró bajo la administración del exgobernador Ricardo Rosselló, un modelo Chevrolet Suburban con grandes mejoras que según señalan medios de la isla está valorado en cerca de 245.000 dólares.

La contralora de Puerto Rico, Yesmín Valdivieso, informó este miércoles de que el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer, le notificó que se desconoce el paradero del vehículo

Valdivieso indicó que se trata de otra de las cosas de la lista "que se pierden" y por lo tanto entre las tareas para llevar a cabo, en una entrevista radial.

Janer, por medio de una carta fechada el pasado 29 de mayo, le comunicó a la contralora que el Departamento de Seguridad Pública tuvo problemas para localizar el vehículo, que fue adquirido por La Fortaleza.

En la carta, Janer precisa que según documentos en su poder, el pasado 25 de octubre de 2018, el Negociado de la Policía de Puerto Rico hizo un pago para la compra del vehículo, pero que la propiedad no ha sido entregada ni a la Administración de Servicios Generales ni al Departamento de Seguridad Pública.

El origen de la controversia se remonta a febrero de 2018, cuando la Oficina del gobernador, a través de la Administración de Servicios Generales (ASG), generó una orden de compra por 245.000 dólares para adquirir una modelo Chevrolet Suburban.

El coste del vehículo era de poco más de 87.000 dólares, pero las mejoras de seguridad añadidas elevaron el precio a 245.000 dólares.

El programa televisivo Jay y sus Rayos X dio a conocer la adquisición, a lo que Fortaleza informó de que Rosselló no tenía conocimiento del precio del vehículo y que al enterarse ordenó que pasara a la Policía.

El exsecretario de Seguridad Pública Héctor Pesquera señaló en su momento sobre el asunto que el vehículo se destinaría a la División de Armas y Tácticas Especiales (SWAT) de la Policía, pero que en ese momento se encontraba en Texas.

Una factura de la compañía Texas Armoring, encargada de las mejoras al vehículo, mostraba que la Oficina del gobernador pagó 165.950 dólares y que restaban por abonar 58.150 dólares sujeto a que se recibiera antes de octubre del 2018, porque si no volvería a su precio original.

Janer confirmó el pago de los 58.150 dólares, aunque el vehículo parece que todavía no ha llegado a la isla.