EFEUSASan Juan

Un busto del legendario músico español Pablo Casals fue cedido hoy por la viuda de este, Marta Casals Istomin, a la Sala Sinfónica del Centro de Bellas Artes en San Juan, donde la mujer dijo que espera que próximamente se abra un museo dedicado al fenecido violonchelista.

La escultura, según dijo la puertorriqueña Casals Istomin hoy a Efe, "representa los ideales del maestro en recuerdo de la esperanza y la semilla que sembró y floreció aquí", en el territorio caribeño donde el músico pasó casi las últimas dos décadas de su vida hasta morir en 1973.

Fue dos años antes del fallecimiento de Casals, de madre puertorriqueña, que el escultor norteamericano Robert Berks creó tres mismos bustos del violonchelista catalán.

El busto original ocupa espacio en la Asamblea General de la ONU en Nueva York y el otro en el Museo Casals en El Vendrell (Cataluña), y según recordó Casals Istomin, Berks los creó "tirando pequeños pedazos de barro".

"Es un estilo único de aquel momento. Aún no he visto otra similar. Así, el maestro se queda acá con nosotros", contó la mujer, quien conoció a Casals cuando ésta tenía 18 años y era alumna del músico, con quien se casó dos años después de su primer encuentro.

Puerto Rico contaba con un museo dedicado a Casals en el casco histórico del Viejo San Juan, pero debido a problemas con la estructura cerró y Casals Istomin se quedó con el busto que se presentó hoy.

Casals Istomin resaltó estar "feliz" por ubicar el busto en isla caribeña, pues fue acá donde don Pablo fue en varias ocasiones a la ONU "representando los ideales maravillosas por la libertad y la paz y su amor por Puerto Rico".

Fue además desde la ONU, según contó Casals Istomin, donde el músico acudió por primera vez, en el año 1957, en protesta por el armamento nuclear que ostentaban varios países.

Casals regresó más tarde a la ONU para representar a la organización como mensajero de la paz con su oratorio "El Pesebre", el cual presentó en 34 ocasiones alrededor del mundo.

La tercera ocasión que visitó la ONU, fue cuando terminó de ayudar a componer el himno de la entidad y la organización le concedió la primera Medalla de La Paz.

"Fue un honor para él en aquel momento", rememoró Casals Istomin del músico, fiel defensor de la paz, y que por sus posturas, en los años 1917 y 1933 se negó a actuar en Moscú y Alemania por sus convicciones políticas.

"Pablo fue acortando su participación musical como protesta de aquellas injusticias que él creyó que no debían existir, pero siguen existiendo", agregó sobre el también nominado al Premio Nobel de la Paz.

La presentación de la escultura hoy se da dos días previos al inicio de la edición 61 del Festival Casals, evento musical que fundó el propio músico en 1957, y que hoy mismo abre la exhibición "Pablo Casals, un músico comprometido", en la Sala de Exposiciones Miguel A Domenech, en el Edifico la Princesa del Viejo San Juan,

El festival musical no fue lo único que Casals creó durante sus casi dos décadas de vida en la isla caribeña, pues éste también impulsó la apertura del Conservatorio de Música de Puerto Rico en San Juan, la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, así como organizar talleres de música para niños y jóvenes en aquel tiempo.

"Ese era el don del maestro: que la música llegue a todo el mundo. La música es lo que nos eleva el espíritu, el pensamiento, nos da fuerza, nos da ese poder moral de hacer cosas que quizás no lo haríamos", sostuvo Casals Istomin, quien no obstante, recalcó que el arte musical en la isla debe conocerse más a nivel mundial.

"Tenemos los elementos, el festival, la orquesta, el conservatorio, todo a un nivel internacional, pero que no se conoce lo que se hace en Puerto Rico. El espíritu, la cultura, la juventud era algo que siempre estaba en la boca del maestro. Hay que atraer la juventud", enfatizó.

Por su parte, el director ejecutivo del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Carlos Ruiz Cortés, resaltó que la figura de Casals "se mantiene viva", pues la misma "trasciende países, naciones, nacionalidades e ideologías".

"Si hay algo que es reconocido Puerto Rico es su música. El recurso que más exporta y es reconocido es su música. Puerto Rico es una fábrica de música y para ello hay que agradecer a Pablo Casals. No solo la música es un instrumento de arte, sino de paz", resaltó.