EFE NewsSan Juan

La directora ejecutiva de la Autoridad de Transporte Marítimo, Mara Pérez, dijo este martes que los hallazgos de la Oficina de la Inspectora General, a los efectos de que identificó serias deficiencias y controles en los terminales de Ceiba, Vieques y Culebra, son eventos que se remontan al año 2018 bajo la administración del entonces director ejecutivo, Luis Abreu.

Además, "las pérdidas fueron reportadas a la Oficina del Contralor y al Departamento de Justicia para que los mismos tomaran acción sobre el asunto", dijo en un comunicado.

En efecto, la OIG "nos hizo el acercamiento el año pasado, cuando nos comunicaron los detalles de la investigación. De inmediato, se les informó que ya esto había sido reportado al Departamento de Justicia para su correspondiente investigación. De todos modos, pusimos todos nuestros recursos a su disposición y recibieron toda la cooperación que solicitaron durante la misma".

"Durante el proceso de investigación, procedimos a instalar, proactivamente y, a modo de prevención, cámaras de seguridad en los terminales y a reforzar los procesos de manejo de dinero en las boleterías. El 3 de diciembre del 2020 se les circuló una comunicación a todos nuestros empleados, recalcando las normas implementadas en las operaciones de las boleterías. Al recibir este informe en el día de hoy, evaluaremos el mismo y continuaremos trabajando para aclarar los hallazgos y, de ser necesario, corregir las deficiencias", concluyó.