EFEUSASan Juan

Tras el paso del huracán María todos los maestros y demás personal del sistema público de enseñanza deberán presentarse a sus escuelas asignadas a partir del próximo lunes 16 de octubre, informó hoy la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher.

El gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, instruyó a que, desde el 26 de septiembre, todos los empleados públicos, incluyendo a los maestros, se reportaran a trabajar, recordó el DE en un comunicado.

En el caso de los docentes, Keleher indicó que debían presentarse a las escuelas cuyas posibilidades en aquel momento se lo permitían y laborar en los centros comunitarios que se han abierto desde el 2 de octubre.

No obstante, a partir del próximo lunes 16 de octubre todo el personal de las escuelas deberá presentarse a sus escuelas y reportarse con el director o encargado para recibir instrucciones dependiendo de la circunstancia de cada plantel.

Debido a los daños ocasionados por el huracán María, algunas escuelas no van a poder abrir y los estudiantes y maestros tendrán que ser reubicados.

Igualmente, ingenieros especializados evalúan las estructuras y determinarán si planteles adicionales pudieran ser consolidados por razones de seguridad, ya sea porque estén en áreas inundables u otras razones.

"Los centros comunitarios son un primer paso en el regreso a la normalidad tras el huracán. Ahora corresponde a los maestros acudir a sus escuelas y prepararse para recibir a los estudiantes a partir del 23 de octubre", dijo.

Por último, opinó que es "imperativo conocer el estatus de los maestros. Sabemos que muchos tuvieron pérdidas, que otros se han ido de la Isla o que tienen situaciones particulares y por ello, solicito que todos acudan a sus respectivos planteles desde el día 16".

Por otra parte, los asistentes de servicio de educación especial con contrato irregular deben esperar todavía por la Secretaría Asociada de Educación Especial.