EFEUSASan Juan

Cerca del 90 % de los niños que acuden a las escuelas públicas de Puerto Rico viven en entornos de extrema pobreza, según denunció hoy el sindicato educativo Educamos, que acusa al Gobierno de agravar la situación recortando los recursos que se destinan al sistema de educación pública.

"La niñez y juventud que asiste a nuestra escuela pública vive en condiciones de pobreza extrema. Esa es la realidad que tiene que enfrentar el magisterio", aseguró el citado sindicato en un comunicado.

Añadió que "en reiteradas ocasiones hemos planteado ante el Senado, la Cámara de Representantes, el secretario de Educación y el Gobierno lo que esto implica, cómo afecta los resultados de nuestra labor y a los niveles de aprovechamiento".

"Pero esos que tienen el poder y el deber de legislar sobre lo que ocurre, no han movido un solo dedo para atender tan grave situación y comenzar a resolverla", denunció la agrupación, que considera que, "peor aun, las medidas que toman van dirigidas a agravar la situación".

En ese sentido, apuntó que legisladores y gobernantes "quitan recursos a la escuela pública, cierran escuelas, eliminan plazas docentes y reducen la oferta académica", al tiempo que "culpan al magisterio por la crisis económica a la que los gobiernos han llevado al país".

"Una escuela a la que recortan los recursos, los programas y el currículo no puede subsistir, por más esfuerzo y sacrificio que haga el magisterio", denunció.

Esta denuncia tiene lugar un día después de que se publicaran los datos del informe Kids Count 2016 correspondientes a Puerto Rico, donde el 84 % de los menores puertorriqueños, unos 702.000, viven en zonas de elevada pobreza y más de la mitad de sus padres no tienen un empleo seguro.