EFE NewsSan Juan

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Eduardo J. Rivera, anunció este viernes que la agencia elevará las medidas de protección sanitaria por la pandemia del COVID-19 en la población carcelaria durante el proceso de votación de primarias el próximo domingo.

Según explicó Rivera en un comunicado de prensa, éste había solicitado a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a que todos los funcionarios que fueran a trabajar en las instituciones correccionales durante las primarias, debían presentar previamente un resultado negativo de prueba de COVID-19.

No obstante, no todos los resultados pudieron llegar a tiempo, dijo Rivera.

"Por tal motivo, y con el objetivo de garantizarle a nuestros miembros de la población correccional su derecho al voto, hemos activado un plan alterno para proteger la salud de los confinados y del personal correccional", indicó.

Como plan alterno, los funcionarios del CEE que previamente se realizaron la prueba molecular dentro del periodo establecido y que ya tienen los resultados negativos de la misma, podrán entrar a las instituciones penales.

Sin embargo, a aquellos que no les ha llegado el resultado aún, se les realizará una prueba serológica en la entrada de la institución.

"Esta prueba es un ejercicio adicional a la prueba molecular que deben haberse realizado y cuyo resultado se encuentra en proceso. Si arrojan positivo en la prueba serológica, se les impedirá la entrada a las instituciones correccionales", detalló Rivera.

De igual manera, a todos los funcionarios de la CEE también se les tomará la temperatura en la entrada y se les aplicará desinfectante de manos, en cumplimiento con los protocolos vigentes.

Asimismo, los funcionarios deberán llevar mamelucos estériles, que serán provistos por el DCR para cubrirlos de pies a cabeza como medida cautelar adicional en beneficio de la población.

Además, portarán mascarillas N95, protector facial y guantes.

Mientras, a los confinados se le protegerá con las tipo N95, así como guantes para el momento del voto.

"Todo es parte de los mecanismos adoptados para poder garantizar el importante derecho de los confinados, confinadas y jóvenes transgresores que cualifican para emitir su voto", explicó Rivera.

"A pesar de los percances surgidos, nunca fue una opción para nosotros el impedir que ejercieran tal derecho, por lo que implantamos estas medidas adicionales que permitirán proteger a la población y a los empleados correccionales", aseguró.

Rivera dijo además que el equipo de protección dado a los confinados, así como las pruebas realizadas a todos los funcionarios del CEE, fueron provistas por el Departamento de Salud.