EFEUSASan Juan

Como parte del Día de la Tierra, una empresa puertorriqueña ha puesto en marcha una campaña para animar a comercios de venta de comida del céntrico barrio de Santurce, en San Juan, a que utilicen recipientes respetuosos con el medioambiente.

La empresa Álvarez-Díaz & Villalón (AD&V), del arquitecto Ricardo Álvarez Díaz y la diseñadora de interiores Cristina Villalón, propuso hoy a los comercios de comida del sector capitalino de Santurce que utilicen materiales biodegradables en vez del "foam" (poliestireno o corcho blanco).

Según explicó Álvarez Díaz hoy a Efe, ese material tarda 500 años en descomponerse y expulsa elementos químicos nocivos para el medioambiente y el ser humano, quienes entonces se exponen a enfermedades, mientras que los biodegradables tardan uno 180 días.

"Vivimos en un mundo de recursos limitados. En nuestra firma creemos que cada ciudadano tiene la responsabilidad de tomar decisiones responsables para el planeta, sea en su trabajo o en su vida personal", indicó.

"Para nosotros es bien importante el tema de la supervivencia, pero no sólo la nuestra, sino la de nuestros hijos, nietos y próximas generaciones. Sabíamos que teníamos que hacer algo para educar", enfatizó.

Es por ello que AD&V acudió este viernes a varias cafeterías y restaurantes de Santurce para convencer a sus administradores de que utilicen recipientes más respetuosos con el medioambiente, encontrándose en general con una buena acogida por parte de los propietarios de los negocios.

"Esta es una campaña educativa para que el consumidor sea quien decida en qué material quiere que se le sirvan la comida", agregó el responsable de la que dice ser la única firma de arquitectura y diseño de Latinoamérica certificada con el Leed Platinum, que otorga el Consejo de la Construcción Verde de EE.UU.

AD&V asegura que el coste de adoptar envases biodegradagables para servir la comida sería de tan sólo once céntimos, una cantidad que se puede repercutir sin problema a los consumidores.

"Tenemos el compromiso de llevar un mensaje de educación a todos los comercios y consumidores del área sobre la diferencia y el impacto positivo que puede hacer una decisión tan simple como escoger un mejor envase para la comida", indicó Villalón.

A la iniciativa de AD&V se unió el empresario Jorge Carlos Rodríguez, administrador de la empresa Caribe Compostables, dedicada a distribuir envases reciclables a más de cien establecimientos en la isla, algunos de estos en Santurce, como la popular cafetería Abracadabara, la librería Libros AC y el 'food truck' DondeSea, todos ellos en la Avenida Ponce de León.

Rodríguez explicó que sus recipientes están hechos en un 70 % de maíz genéticamente no modificado y un 30 % de talco e incluyen fecha de caducidad.

Ésta es una de las decenas de actividades que se organizaron hoy en Puerto Rico con motivo de la celebración internacional del Día de la Tierra, o Día del Planeta, que desde 1962 pretende concienciar sobre problemas medioambientales como el cambio climático o la conservación de las especies.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carmen Guerrero, aseguró hoy que Puerto Rico ha logrado grandes avances en materia de medioambiente, aunque todavía hay retos que, para subsanarse, requieren continuar afianzando la educación, el diálogo y la colaboración.

"Todos los puertorriqueños debemos sentir un profundo orgullo de que al fin hemos logrado proteger una parte substancial del territorio que debe ser conservado, al haber llegado al 16 %" de la isla, dijo Guerrero.

En ese sentido, reconoció que en otros países el porcentaje es más alto, pero "estamos seguros de que vamos encaminando alcanzar una protección efectiva de los ecosistemas naturales que nos proveen tantos beneficios y que pueden servir también para el desarrollo económico sustentable".

Entre las cuestiones pendientes más apremiantes en la isla en cuestión medioambiental citó enfrentar los efectos del cambio climático, aumentar las tasas de reciclaje, impulsar la energía renovable, mejorar la protección de los cuerpos de agua e incrementar los proyectos de desarrollo sustentable.