EFE NewsSan Juan

El Puerto Rico Public Health Trust (PRPHT) -programa del Fideicomiso para Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico- junto al Departamento de Salud (DS) local, alertaron este martes sobre el aumento reflejado de casos positivos de COVID-19 en las últimas dos semanas en la isla.

El aumento en casos se reflejó después de que se realizaran más de 225.000 pruebas moleculares en laboratorios privados de referencia en la isla, indicaron el PRPHT y el DS en un comunicado de prensa.

Según los datos del consorcio de laboratorios de referencia, desde principios del mes de mayo se había mantenido una incidencia semanal de casos positivos de menos del 1% -menos de 100 casos positivos por semana-, lo que representa uno de los números más bajos dentro de las jurisdicciones de Estados Unidos.

No obstante, en las últimas dos semanas, se ha reflejado un aumento considerable de personas contagiadas -cerca de 200 casos- y, si la tendencia continua, la curva de infección podría retroceder los esfuerzos de prevención en Puerto Rico.

"Estamos satisfechos con la capacidad que los laboratorios privados de referencia están realizando con las pruebas moleculares, pero también seguimos atentos ante el posible aumento de contagios tras la apertura de la economía y el aeropuerto", afirmó José F. Rodríguez, director ejecutivo del PRPHT.

Ante ello, el galeno enfatizó que "las personas tienen una falsa percepción de que el virus se ha eliminado y lo que se observa cada vez más, es la falta del uso de mascarilla y la eliminación del distanciamiento físico".

Por su parte, el secretario del DS, Lorenzo González, sostuvo que el aumento de casos por COVID-19 en la isla en las pasadas dos semanas, se deben a la llegada de puertorriqueños de la diáspora, y los viajes hechos por residentes de los municipios de Ciales, Canóvanas, Guayanilla y Hatillo, que al regresar, contagian a su núcleo familiar y amistades.

"Estamos ante una nueva realidad en la que podemos tomar dos caminos: olvidarnos del sacrificio que hemos hecho hasta el momento y regresar a tener cientos o miles de personas infectadas con COVID-19 en Puerto Rico o seguir manteniendo nuestra responsabilidad social para continuar con la tendencia de pocos contagios en la isla", enfatizó.

En esta misma línea, Rodríguez propuso que a la llegada a Puerto Rico de viajeros contagiados, se les deben hacer las pruebas moleculares obligatorias y el rastreo de contactos a los familiares para evitar el contagio en las comunidades.

El PRPHT, como una de las principales organizaciones sanitarias de la isla, recomendó dos propuestas esenciales para limitar el aumento de personas infectadas en Puerto Rico.

El primero es tomar acciones concretas en el Aeropuerto Luis Muñoz Marín, en San Juan, con relación a los viajeros, y el segundo, vigilar las actividades diarias personales para evitar el contagio comunitario.

Y, con el fin de lograr que las personas se identifiquen con estas actividades, el PRPHT dictaminó como "La trilogía de la salud", tres aspectos importantes: el lavado de manos por un mínimo de 20 segundos, el uso correcto de la mascarilla y el distanciamiento físico de por lo menos 6 pies.