EFE NewsSan Juan

El exsenador puertorriqueño Juan Hernández Mayoral envió una carta a la dirección de la campaña por la reelección del presidente estadounidense Donald Trump para que se detenga el uso de una fotografía de su autoría que se incluye en un anuncio televisivo en español que utiliza el candidato republicano.

Hernández Mayoral, que fuera legislador del opositor Partido Popular Democrático (PPD), remitió una carta que divulga este miércoles en un comunicado en la que pide que se no se utilice la fotografía que tomó él mismo en 2014 en la que aparece el entonces gobernador de la isla -de su formación-, Alejandro García Padilla, dando la mano al actual aspirante presidencial del Partido Demócrata, Joe Biden.

El exlegislador remitió a la dirección de la campaña de Trump la carta de cese y desistimiento sobre el uso de la fotografía en un anuncio televisivo en español de "Donald Trump for President" titulado "Reconstruyendo".

La forma de cese y desistimiento utilizada por Hernández Mayoral es una solicitud que puede implicar, si no se asume la reclamación, acciones legales.

La iniciativa de Hernández Mayoral sigue al anuncio hecho el martes del lanzamiento del anuncio que se transmitirá en televisión en Florida y en determinados medios puertorriqueños para apoyar la candidatura de Trump.

La carta fue enviada a Bill Stepien, jefe de campaña de Trump, y en ella se indica que han hecho un uso no autorizado de una fotografía personal, tomada por él mismo con su teléfono privado el 11 de julio de 2014 en localidad de Nashville, estado de Tennessee.

La fotografía privada, sobre la cual el antiguo senador tiene todos los derechos, es de Biden, entonces vicepresidente de EE.UU., y el gobernador de Puerto Rico en esas fechas en la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores del verano de 2014.

Hernández Mayoral cree que la campaña ha infringido deliberadamente sus derechos de autor y exige además que cese y desista del uso y distribución de todos los anuncios relacionados con su fotografía, incluida la retirada inmediata de su fotografía privada del anuncio de televisión.