EFEUSASan Juan

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) de Puerto Rico, Michael Pierluisi Rojo, extendió una semana las ordenes de congelación de precios en los artículos de primera necesidad y de márgenes de ganancia en la venta de la gasolina, que fueron impuestas previo al paso por el noreste de la isla del huracán Irma.

De acuerdo a las mismas, informó el DACO, ello se debe a que Puerto Rico continúa en recuperación de los estragos ocasionados por el paso del ciclón.

Pierluisi hizo el anuncio desde la isla municipio de Culebra, donde, en compañía de funcionarios de DACO, recorrió comercios del área, asegurándose de que existe inventario suficiente de artículos de primera necesidad.

"Es nuestro deber y es alta prioridad (...) asegurarnos de que los consumidores cuentan con artículos de primera necesidad a precios razonables en momento de una emergencia como la que aún viven muchas familias tras el paso de Irma", expresó el Secretario.

La orden de congelación de precios cubre agua, hielo, leche, leche para bebés, alimentos enlatados, plantas eléctricas de gasolina, diesel o de gas propano, cisternas de agua, equipos, piezas, servicios de modificación, reparación e instalación de cisternas de agua, estufas portátiles, tanques y recipientes de almacenamiento de agua y de combustible, baterías y linternas.

También incluye cualquier otro artículo o servicio que un consumidor pueda razonablemente necesitar para recuperarse de una situación de emergencia.

La orden que congela los márgenes de ganancia de gasolina incluye, además, diesel y gas licuado.

Ambas órdenes serán extendidas hasta el próximo miércoles, 20 de septiembre, y establecen penas por violaciones de las mismas de hasta 10.000 dólares.