EFE NewsSan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, ha firmado este lunes una nueva ley que aumentará los beneficios del cónyuge o los dependientes de cualquier empleado del Departamento de Seguridad Pública (DSP) que falleciere en el cumplimiento del deber.

Con esta medida se autoriza al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres, a desembolsar al cónyuge supérstite, o en su ausencia, a los dependientes de los empleados del DSP que fallecieron en el cumplimiento del deber, un pago correspondiente a 24 mensualidades del último salario bruto que devengaron.

Además de dicho pago, el DSP podrá sufragar los gastos del servicio fúnebre del empleado fallecido en el cumplimiento del deber con hasta un máximo de 5.000 dólares.

La medida tendrá vigencia retroactiva al 1 de enero de 2021.

Previo a esta ley los beneficios eran de 12 meses de sueldo y una ayuda de 2.000 para gastos fúnebres.

La medida fue presentada por los senadores de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) William Villafañe, Gregorio Matías Rosario, Nitza Morán Trinidad y Keren Riquelme Cabrera.

Pierluisi también estampó su firma en el Proyecto del Senado 246 a los fines de prohibir la venta de productos de tabaco a menores de 21 años, lo cual atempera nuestras normas a las del gobierno federal sobre este tema.

Asimismo, el gobernador dio paso a la Resolución Conjunta del Senado 22 para ordenar al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), incluir en su Plan de Mejoras la construcción de la segunda fase del desvío Gregorio Durán en Villalba y realizar las gestiones necesarias para lograr la asignación de fondos bajo el programa CDBG-DR.

De hecho, la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) ya incluyó esta obra como un proyecto prioritario y ha destinado recursos para continuar con los estudios requeridos. 

También, fue convertida en ley la Resolución Conjunta del Senado 92, para que la antigua Escuela Superior Mercedes Palma en Caguas sea transferida a la “Comunidad Organizada de San Salvador”.

Finalmente, el gobernador también convirtió en ley el Proyecto del Senado 181, “por coincidir con la política pública de nuestro gobierno de no más recortes a las pensiones, no más recortes a la Universidad de Puerto Rico (UPR) y cónsono con nuestra visión de que el Plan de Ajuste tiene que estar acompañado por un análisis serio de sostenibilidad de deuda, y de que no se valide emisión de deuda impugnada”.

De hecho, el viernes pasado el gobernador, en la reunión pública con la Junta de Supervisión y Administración Financiera (JSAF), reiteró que se opondrá a cualquier proyecto de legislación dirigido al recorte de las pensiones de los retirados públicos.

El primer ejecutivo subrayó que existen varias alternativas financieras a la luz de un mejor panorama fiscal y que, por tanto, el recorte a las pensiones es innecesario.