EFEUSASan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, agradeció hoy la aprobación por parte del Congreso de Estados Unidos de una ayuda de 6.000 millones de dólares para mantener las operaciones del Ejecutivo de la isla, tras el paso del huracán por el territorio caribeño el 20 de septiembre.

Rosselló manifestó a través de un comunicado que "la aprobación hoy en el Congreso de la medida inicial de ayuda a Puerto Rico representa una importante acción federal que le permitirá al Gobierno tener la liquidez necesaria para continuar operando, cumpliendo con el pago de nómina y pensiones, además de los servicios esenciales al pueblo".

La legislación aprobada asigna 6.000 millones de dólares para las operaciones del Gobierno de Puerto Rico y representa la primera de varias medidas que estarán bajo la consideración del Congreso a solicitud del Ejecutivo de la isla como consecuencia de la emergencia que se vive en el territorio caribeño tras el impacto del huracán María.

"Agradezco, tanto a la Casa Blanca como al Congreso, por su rápida respuesta y acción conjunta, atendiendo nuestra solicitud", sostuvo el gobernador.

Reconoció además el trabajo realizado en equipo para conseguir ese objetivo por la representante de Puerto Rico ante el Congreso de EEUU, Jenniffer González, y el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington (PRFAA, por sus siglas en inglés), Carlos Mercader.

"Nuestro reclamo de trato igual para los ciudadanos americanos de Puerto Rico está siendo atendido en Washington y la aprobación de esta medida inicial así lo evidencia", concluyó el gobernador Rosselló Nevares.

Mañana el primer ejecutivo sostendrá reuniones en la isla con el presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, el congresista Paul Ryan.