EFE NewsSan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, junto al equipo económico del gobierno, opinó este lunes que la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes aprobó el presupuesto que le envió la Junta de Supervisión y Administración Financiera (JSAF) con pequeños cambios que no representan las prioridades del pueblo y que "deja fuera varias iniciativas" incluidas en el presupuesto presentado por el gobierno.

“En el proceso de elaboración del presupuesto ante la Junta logramos que se incluyeran algunas iniciativas importantes, como por ejemplo, dinero para combatir la violencia de género, para comenzar un proyecto piloto de inversión en el servicio público, para atender el cambio climático, para programas de asistencia social y contra la pobreza , y unos dos millones en aumentos en personal necesario como trabajadores sociales, fiscales, inspectores del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) y ajustes para cumplir con pensionados de los retirados del gobierno”, sostuvo el gobernador en un comunicado.

Añadió que, “sin embargo, el presupuesto de la Junta se quedó corto, por lo que le traje a la Asamblea Legislativa las asignaciones que debían tomar en consideración para mejorar los servicios gubernamentales y promover el desarrollo económico, incluyendo fondos para mantenimiento de carreteras, incentivos para promover a Puerto Rico como base de carga aérea, primeras oportunidades de empleo para jóvenes y para reclutar personal retirado en apoyo a nuestras agencias, entre varias otras".

"Para la sorpresa y el perjuicio de nuestra gente, la Cámara de Representantes ignoró la mayoría de las iniciativas de beneficio al pueblo y por el contrario hizo mayores recortes, impuso más burocracia al gobierno y se asignó aumentos en su propio presupuesto”, aseveró.

Pierluisi, indicó que al presupuesto aprobado en la Cámara de Representantes le recortaron una asignación de gastos operacionales a la Autoridad de Carreteras de sobre 200 millones, los cuales los legisladores del PPD repartieron sin incluir las prioridades establecidas.

“Peor aún, usaron esa partida para sacar $112 millones para el programa de becas a la Universidad de Puerto Rico, a pesar de que esos fondos ya estaban asignados y los tiene el Departamento de Hacienda en una cuenta restricta”, dijo.

El equipo económico del gobierno señaló que, la Cámara de Representantes en vez de añadir al presupuesto propuesto los 112 millones que no se utilizaron para las becas en la Universidad que no se han usado, los dejan perder y le quitan una cantidad mucho mayor a Carreteras.

En resumen, la Cámara aprobó el presupuesto de la Junta, con el equivalente a un recorte de 112 millones, insistió.

Por otro lado, a pesar de los recortes a las iniciativas presentadas por el gobierno, los legisladores del PPD aumentaron su propio presupuesto, el del Senado y el de la Superintendencia del Capitolio en sobre 17 millones.

“Esto mientras le niegan fondos a agencias clave como Seguridad Pública, Policía y Educación, y no incluyeron ninguna inversión adicional en desarrollo económico ni en capital humano. Le recortaron un millón a la nómina del Departamento de Salud, le negaron $3 millones al Departamento de Justicia para el reclutamiento de más fiscales, le negaron los $44 millones del fondo de equiparación a los municipios y no le asignaron $94 millones para el presupuesto de la UPR. En fin, ignoraron las necesidades del pueblo a cambio de fondos para ellos”, dijo el gobernador Pierluisi.

Finalmente, la resolución de presupuesto de la Cámara de Representantes contiene lenguaje que busca obstruir la labor del gobierno, ya que pretende que el gobierno tenga que regresar a la Asamblea Legislativa para cada ajuste presupuestario, e intenta burocratizar aún más a las agencias.