EFE NewsSan Juan

La gobernadora Wanda Vázquez anunció que ha dado instrucciones al comité de su campaña para que durante las próximas semanas se suspendan los eventos masivos previstos en su carrera para convertirse en la candidata del Partido Nuevo Progresista (PNP) a las elecciones generales de noviembre en Puerto Rico.

Vázquez, en conferencia de prensa este lunes, aclaró que esa es una de las medidas para atajar el alza de la última semana en contagios de COVID-19, aunque matizó que se aplicará en su campaña, sin saber qué harán el resto de candidatos que participarán en las primarias de agosto.

"Prefiero la seguridad. Hay que utilizar mascarillas y evitar las aglomeraciones", sostuvo sobre su campaña electoral.

La conferencia de prensa se esperaba que sirviera para conocer medidas para atajar el incremento de contagios que ha hecho sonar todas las alarmas.

La jefa del Ejecutivo reconoció el aumento en casos de COVID-19, en especial entre la población de personas menores de 30 años, por lo que pidió un esfuerzo personal a cada ciudadano, lo que dijo pasa por el uso de mascarillas.

"Todos ustedes aman a sus padres, abuelos y adultos mayores. Tienen que poner de su parte. Tienen que usar la mascarilla. No importa a dónde vayan", indicó.

La gobernadora se reunió con el secretario de Salud, Lorenzo González, y miembros del grupo médico que asesora al Ejecutivo sobre la pandemia para escuchar recomendaciones antes de emitir una nueva orden ejecutiva relacionada a la COVID-19, lo que está previsto para el miércoles.

RECIBIRÁ TODA LA INFORMACIÓN ANTES DE TOMAR DECISIONES

Vázquez indicó que se va a recibir "toda la información antes de tomar decisiones", es decir que los expertos -aunque se esperaba que se hiciera hoy- enviarán sus recomendaciones durante los próximos días y una vez que se evalúen junto al Departamento de Salud será cuando se tomen, quizá, medidas.

La gobernadora señaló que este miércoles o jueves anunciará si toma medidas más restrictivas. Pero adelantó que en la próxima orden ejecutiva se facultará a las distintas agencias del orden, incluidas Policía, Bomberos y Hacienda, entre otras, para que puedan tomar acciones contra los establecimientos que violen la normativa sanitaria.

El secretario de Salud recalcó que en la reunión de hoy no se discutieron medidas para atajar la pandemia y que habrá que esperar los informes de todos los asesores médicos y científicos para analizarlos y emprender acciones.

El Departamento de Salud no informó en su reporte de este lunes muertes por COVID-19, mientras que se registraron 227 casos positivos confirmados, un aumento en relación al domingo cuando hubo 148, aunque las hospitalizaciones bajaron de 174 a 159.

La gobernadora, antes de la conferencia de prensa, advirtió de la posible entrada en vigor de medidas rigurosas ante el alza de casos de COVID-19 si la población no colabora con las autoridades sanitarias.

SI NO HAY COOPERACIÓN HABRÁ MEDIDAS MÁS RIGUROSAS

Vázquez, en un mensaje a través de las redes sociales, señaló que "si el pueblo no coopera" tomará medidas más rigurosas para contener la propagación de la COVID-19, después de una semana de continuo aumento de los infectados.

El secretario de Salud ya había alertado sobre un aumento en la cifra de contagios de jóvenes en la banda de entre 20 y 29 años.

Además, los laboratorios clínicos se enfrentan a una escasez de materiales necesarios para realizar la pruebas de detección.

Otro factor de preocupación para las autoridades puertorriqueñas es el aumento de casos en Florida, desde donde llegan a diario entre 25 y 30 vuelos, con prácticamente ninguna posibilidad de evitar que lleguen personas contagiadas con el coronavirus.

Juan Carlos Reyes, miembro del grupo asesor de Salud del Gobierno de Puerto Rico para la COVID-19, había advertido sobre los riesgos de avanzar en la reapertura de los sectores económicos ante el repunte de casos registrado en los últimos días.

Reyes abogó por cambios en la política de reapertura, ya que "pensar en seguir reabriendo sectores está cuesta arriba".

El secretario de Salud ordenó el domingo cierre del Casino del Mar del hotel La Concha de Condado, distrito turístico de la capital puertorriqueña, por un caso de COVID-19.

La expansión de la COVID-19 la pasada semana quedó demostrada con las 12 personas que se contagiaron tras participar en una reunión familiar en el municipio de Yauco en la que participaron personas que provenían de los estados de Texas, Florida, Ohio y Nueva Jersey.

En Carolina, un municipio vecino a San Juan, se produjo otro foco de contagio, lo que provocó una investigación.