EFE NewsSan Juan

La comisionada residente, Jenniffer González, junto a la alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto, anunciaron el inicio de uno de los proyectos principales de la alcaldesa para dar servicios a los niños, la adquisición de la Escuela de Parcelas de Campo Rico, adquirida con fondos federales para el Programa Head Start.

En el anuncio estuvo el representante del distrito, Ángel Bulerín.

El proyecto cuenta con cuatro fases: compra de la escuela, derribo y disposición de esta, diseño y construcción del nuevo centro que equivale a una inversión de 5,5 millones aproximadamente.

Esta inversión es cien por ciento federal por lo que el municipio no tuvo que sacar de su presupuesto.

"Lo que vemos hoy es el resultado del compromiso y trabajo que comenzamos en Washington abogando por fondos federales para Puerto Rico. Para mi es crucial que se inviertan estos fondos federales que hemos logrado para centros de cuidado a niños. En momentos difíciles como los que vivimos, no debemos olvidar que la base de un pueblo comienza con la educación y nuestros niños se merecen un ambiente seguro y de excelencia que les facilite el aprendizaje," expresó la congresista.

"Deseo agradecer a la comisionada residente, Jennifer González por todo el apoyo que le ha dado a nuestro pueblo. En especial por trabajar en equipo y juntas lograr fondos federales en beneficio de los canovanenses", expresó la alcaldesa.

"Cuando fui elegida alcaldesa de Canóvanas, me propuse rescatar este programa como parte de mi proyecto para el establecimiento del Sistema de Escuelas Municipales. Por la experiencia demostrada y los controles que tenemos logramos para el año 2016 la administración de este gran programa. Desde entonces - y ya en nuestro 5 aniversario - hemos sido responsable de impactar la vida de 2 mil niños y niñas y sus familiares", agregó.

"Este programa tiene altos estándares de cumplimiento federal. Ha transcurrido el tiempo y hemos cumplido cabalmente con cada uno de ellos gracias al gran equipo de trabajo que contamos a cargo de este programa. Estoy segura de que somos el mejor programa de Head Start de todo Puerto Rico", añadió Soto.

El proyecto de construcción del Head Start en las Parcelas de Campo Rico se divide en 4 etapas y algunas corren consecutivas.

La primera etapa fue la adquisición de la escuela, aprobada por la Junta Fiscal y con fondos asignados por 176.000 dólares.

La segunda y tercera etapas que componen la destrucción y disposición, así como el diseño de las nuevas instalaciones por 430.000; la cuarta y última etapa de construcción se estima en 3,5 millones.

A su vez, el programa recibió unas ayudas federales como resultado del COVID-19 que suman 351.523 que han sido destinados para las medidas de sanidad y seguridad del centro incluyendo materiales de desinfección, equipo de limpieza (purificadores de aire), higienizante de manos, protectores faciales y mascarillas.

El nuevo centro atenderá un máximo de 60 niños Head Start y contará con un salón para integrar niños Early Head Start en el futuro.

Además, habrá un área de servicios a la comunidad en caso de emergencias con cocina y lavandería.

El diseño incluye áreas de patio exterior e interior; así la integración de un mini gimnasio y áreas de juego que unirá los aspectos físicos, así como la importancia de la nutrición desde temprana edad.

Para la compra de equipo se contó con otros 1,1 millones.

El municipio de Canóvanas cuenta con cinco centros Head Start: San Isidro, Monte verde; Cubuy; están en reconstrucción el cuarto centro llamado Escuela de Edad Temprana a una inversión federal de 4.967.563 dólares y el quinto centro, que su reconstrucción anunciaron hoy.

En el recorrido junto a la comisionada residente estuvieron la alcaldesa de Canóvanas la directora del Centro, Ana M. Ríos Quiñones; seis maestros en representación del programa y la especialista de salud y nutrición.