EFEUSASan Juan

La decisión del primer Circuito de Apelaciones de Boston (EE.UU) sobre la inconstitucionalidad de los nombramientos en la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para la isla, deja en evidencia que Puerto Rico "no necesita" de dicho organismo y deja el territorio en el "mismo estado de subyugación colonial".

Con estas palabras reaccionó hoy la comisionada residente de Puerto Rico en Washington DC, Jennifer González, a la determinación judicial de ayer de que los nombramientos de los componentes de dicho organismo no fue realizado de acuerdo al ordenamiento establecido, por lo que fue inconstitucional.

"La decisión del Primer Circuito de Apelaciones, declarando ilegal la forma en que se nombraron los miembros de la Junta de Control Fiscal, nos deja en el mismo estado de subyugación colonial. Por eso estuvimos en contra de su aprobación. Ahora, el Tribunal cambia la composición de la Junta, pero no su poder sobre la isla, un retrato más del absurdo colonial", dijo hoy en un comunicado González.

Por último, aseguró que es evidente que Puerto Rico "no necesita una Junta, necesita sus dos senadores y cinco representantes con voz y voto para que el modelo económico de igualdad pueda prosperar.