EFE NewsSan Juan

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, anunció este domingo que los secretarios de la Familia, Glorimar Andújar, y al de la Vivienda, Fernando Gil, renunciaron por el descubrimiento de un almacén lleno de suministros que no fueron distribuidos a las víctimas del huracán María en 2017.

La destitución de Andújar y Gil se dio en la mañana de este domingo, tras una reunión con la gobernadora y sus jefes de agencia, para discutir los pormenores del descubrimiento del almacén en la tarde del sábado en Ponce, al sur de la isla.

"El manejo de ese lugar fue inadecuado. Ese almacén debió haber respondido con prioridad", indicó Vázquez en rueda de prensa en la sede del NMEAD, en San Juan.

Cientos de cajas de agua, pañales, toldos, gas propano, estufas de gas, baterías (pilas), fórmula para bebé y toldos con el emblema de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias fueron encontradas en dicho almacén, administrado por el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD).

"¿Cómo es posible que yo pregunte que hay en esos almacenes y no se sabe? Eso es inaceptable", sostuvo Vázquez.

"La prioridad es del pueblo de Puerto Rico. Hubo un conjunto de situaciones que llevaron a mi decisión", enfatizó la gobernadora.

Tras el descubrimiento, la gobernadora destituyó a Carlos Acevedo como comisionado del NMEAD, y nombró al ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, José Reyes, al puesto, aunque en la tarde de este domingo, Vázquez designó Nino Correa a la posición.

"Lo primero que vamos a hacer con esos almacenes es que lo que está allí se va a llevar a donde tiene que estar", dijo Correa en la rueda de prensa.

En la rueda de prensa, la gobernadora solo estuvo acompañada de su secretario de Justicia, Elmer Román; del Ayudante General de la Guardia Nacional de Puerto Rico, José Juan Reyes, y de Correa.

Vázquez, por otra parte, informó que el agua expirada que se encontró el sábado en el almacén, será decomisada y que los artículos que aún son servibles, se repartirán a los más necesitados, específicamente a los miles damnificados del terremoto ocurrido el 7 de enero.

"Si se acerca la fecha de vencimiento, pues buscamos otra agua y la reponemos", aseguró Vázquez.

Tras el descubrimiento del almacén, y al cual decenas de ciudadanos entraron para apropiarse de los artículos, presuntamente la Policía de Puerto Rico sometería querellas por ello, la gobernadora aseguró este domingo que no se emitiría querellas contra estos.

"El pueblo se indignó, igual yo. No se radicará nada. Ningún puertorriqueño será procesado por la búsqueda de cualquier necesidad", dijo Vázquez.

Según aseguró Vázquez en la rueda de prensa, el Gobierno cuenta con los suministros suficientes para una emergencia.

"Gracias a Dios que el pueblo, la empresa privada y las organizaciones sin fines de lucro colaboraron porque el pueblo se unió", admitió.