EFESan Juan

La jueza federal responsable de la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, Laura Taylor Swain, confirmó este martes el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) aprobado en octubre pasado por las autoridades de la isla.

El documento publicado por la jueza indica que autorizaron los términos del PAD, que reducirá la deuda pública de 70.000 millones de dólares a unos 34.000 millones, tal y como han sido "enmendados, complementados o modificados por las revisiones realizadas".

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, destacó que la confirmación del PAD "representa un gran paso para la recuperación económica" de la isla.

"Estamos ante un momento trascendental en el que el Gobierno de Puerto Rico se encamina a terminar con el proceso de quiebra y así concentrarse en regresar al progreso que nuestra gente espera y merece", subrayó en un comunicado.

Pierluisi dijo que aunque el acuerdo "no es perfecto, es muy bueno para Puerto Rico y protege a los pensionados, a la universidad y a los municipios".

Los críticos del plan denunciaban que los recortes afectarían de modo grave a las pensiones de los funcionarios y al presupuesto de la universidad pública, aunque las últimas enmiendas realizadas rebajaron el impacto de estas medidas.

"Reduce significativamente la deuda de nuestro Gobierno a un nivel sostenible que nos permitirá cumplir con nuestras obligaciones y, al mismo tiempo, tener los recursos para crecer nuestra economía y garantizar los servicios esenciales a nuestro pueblo", afirmó el gobernador.

Se recortarán unos 21.000 millones de dólares en obligaciones generales, bonos de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) y de la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR), así como millones de dólares en deudas con contratistas del Gobierno.

Por su parte, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), el ente establecido por el Congreso en Washington para monitorear el impago de la deuda y el buen uso de las finanzas públicas en la isla, dijo que hoy "comienza un nuevo capítulo en la historia de Puerto Rico".

"PR puede comenzar a pasar de la inestabilidad fiscal y la insolvencia a un futuro de oportunidades y crecimiento", escribió la JSF en Twitter, donde detalló que el PAD reduce la deuda en un 80 % y ahorra a la isla más de 50.000 millones de dólares en pagos del servicio de la deuda.

El plan de reestructuración de la deuda ha despertado bastante oposición en parte de la población, que no ha dudado en el último año en salir a la calle en señal de protesta y para denunciar que los recortes hundirán aún más a la isla en la quiebra.