EFE NewsSan Juan

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), recibió una resolución y orden del Negociado de Energía de Puerto Rico para detener los proyectos presentados por la AEE a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), como parte de la obligación de financiación de 10.700 millones para el desarrollo de infraestructura eléctrica de Puerto Rico.

Estos proyectos se incluyeron como parte del Plan de Infraestructura que FEMA le requirió a la AEE e incluye las inversiones propuestas durante los próximos 10 años.

El Plan se desarrolló teniendo en cuenta las restricciones impuestas por la ley federal sobre la disponibilidad de fondos de FEMA para la recuperación de desastres y la mitigación de riesgos.

"La obligación del Plan es la mayor subvención federal otorgada a cualquier jurisdicción bajo los programas de FEMA, y representa una oportunidad única e incomparable para que Puerto Rico fortalezca su infraestructura eléctrica, se prepare para futuros desastres naturales e impulse la economía del país", sostuvo el director ejecutivo de la AEE, Efran Paredes, en un comunicado.

Agregó, que el Plan tiene como objetivo ser consistente con los marcos legales aplicables y con el objetivo general de implementar un sistema eléctrico más resistente para el pueblo de Puerto Rico.

En cumplimiento con las directrices del Negociado de Energía, la AEE ha estado preparando diligentemente una primera Solicitud de Propuestas (RFP) para la adquisición de recursos de generación renovable y almacenamiento de energía.

Este RFP inicial tiene como objetivo la adquisición de 1.000 MW de capacidad de generación renovable y 500 MW de capacidad de almacenamiento de energía.

En conformidad con las órdenes del Negociado de Energía, la AEE alcanzará la meta de 3.750 MW de energía renovable y 1.500 MW de baterías de almacenamiento, para el 2025.

"El Plan Integrado de Recursos aprobado por el ente regulador de la AEE, el Negociado de Energía, fue un documento clave y esencial para el desarrollo del Plan de Infraestructura. La AEE tiene la oportunidad de proporcionarle a FEMA, cada 90 días, revisiones al Plan de 10 años, por lo que mantenemos dialogo e intercambio de ideas con partes interesadas, para así atender sus recomendaciones y las órdenes aprobadas por el Negociado de Energía" dijo Paredes.

Por último, puntualizó que continuarán en conversaciones con las partes interesadas y el Negociado de Energía para alinear las soluciones en beneficio de los clientes de la AEE, y para asegurar un sistema eléctrico más resiliente y resistente para responder a un desastre natural.