EFEUSASan Juan

El director del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), Carlos Ruíz, reveló hoy a Efe que la próxima edición de la iniciativa cultural "La Campechada", del 3 al 5 de mayo próximos, se dedicará a Juan Morel Campos (1857-1896), considerado como "el padre" de la danza puertorriqueña.

"Juan Morel es una de las figuras más importantes de la música puertorriqueña, y se le conoce como un genio", afirmó Ruíz sobre el legendario músico y de quien algunos historiadores aseguran que compuso sobre 600 obras, entre ellas, más de 360 danzas.

"Es de mucha importancia dentro del área musical de Puerto Rico, tener a una personalidad con quien podamos rescatar su memoria", agregó Ruíz sobre Campos, quien se convierte en el primer músico que se le dedica "La Campechada", y que este año se llevará a cabo en Ponce (sur), ciudad natal del homenajeado.

El nombre de "La Campechada" proviene porque la primera edición se le dedicó al pintor puertorriqueño José Campeche (1751-1809).

La segunda edición se le dedicó a Francisco Oller (1833-1917), la tercera a Rafael Tufiño (1922-2008), la cuarta a Myrna Báez (1931-2018), la quinta a Rafael Ríos Rey (1911-1980), la sexta a Elizam Escobar y la séptima a Eugenio María de Hostos, conocido como "El ciudadano de América" y al municipio de Mayagüez (oeste).

El propósito principal de "La Campechada" es educar sobre las artes y las humanidades en espacios públicos accesibles a todos los ciudadanos de la isla.

Ruíz agregó que la intención de dedicarle "La Campechada" 2019 a Morel Campos es porque "una nueva generación que desconoce de sus trabajos y con el mundo digital se nos olvidan los padres de estas áreas y facetas".

"Lo conocemos por nombre, pero qué información o aprecio tenemos a su acervo, pues es su momento de realizarlo. Además, estamos exaltando la música de la danza, que es autóctona puertorriqueña, y que es bien necesaria para que las nuevas generaciones puedan conocerlo", destacó Ruíz.

Indicó también que el valor histórico de Morel Campos se expone en Ponce, donde existen áreas, lugares y escuelas que llevan su nombre, y donde en la Plaza de las Delicias, en la que se encuentra el Parque de Bombas, también ubica una estatua de éste y hasta presuntamente su tumba.

La Plaza de las Delicias será el área central donde se llevará a cabo "La Campechada" de este año.

Allí, se exhibirán piezas de pintura, se expondrán películas, fotografías, artesanías, libros, platos de comida y habrán presentaciones musicales, como la de los grupo Plena Libre, Plenéalo, la Orquesta Filarmónica de Puerto Rico, dirigida por Ángel "Cucco" Peña y bailes de danza por compañías de baile contemporáneo.

No obstante, "La Campechada" se expandirá a otros lugares de la llamada "Perla del Sur", como el Castillo Serrallés, la Casa Alcaldía, la Escuela Especializada de Bellas Artes de Ponce, la Casa Paoli, la Librería El Candil y el Centro Cultural Carmen Solá de Pereira.

Este año, igualmente, alrededor de veinte organizaciones comunitarias integrarán su proyecto con la obra de Campos, considerado uno de los compositores puertorriqueños más prolíficos y destacados del siglo XIX.

Campos fue hijo de Manuel Morel Araujo, español nacido en la República Dominicana, y de Juana Campos Collazo, venezolana de padres canarios.

El matrimonio Morel-Campos emigró a Puerto Rico, donde procreó a ocho hijos.

Según el biógrafo puertorriqueño Cirilo Toro Vargas, la familia de Morel Campos decidió que en su niñez aprendiese un oficio, por lo que fue colocado como aprendiz del platero Roque Ventura.

Sin embargo, al darse cuenta de que ser platero no era su vocación y que tenía más habilidad para la música, sus padres le pagaron las clases de bombardino con el profesor de música Vicente Juan.

Morel Campos estudió además solfeo y flauta con Antonio Egipciaco, quien tenía una escuela establecida en Ponce.

Aprendió además a tocar la corneta y el contrabajo,además de realizar estudios de piano, armonía, composición y contrapunto con Manuel Gregorio Tavárez.

Dominó el bombardino y excedió como flautista y contrabajista.

Su experiencia como saxofonista en la Banda del Batallón de Cazadores de Madrid, que dirigió José Valero, le permitió aprender instrumentación y dirección, ya que sustituía al maestro durante sus ausencias.

El escritor Héctor Campos Parsi, en su libro "La música en Puerto Rico", indica que Morel Campos aprendió a tocar casi todos los instrumentos de la banda y que esto le permitió componer para todos estos instrumentos.

Morel Campos, igualmente, organizó y dirigió tres agrupaciones musicales: su propia orquesta, La Lira Ponceña y la Banda de Bomberos de Ponce.

En ocasiones era intérprete, compositor, además de director, arreglista, también compuso danzas y otro tipo de obras para las zarzuelas, óperas y una gran cantidad de obras religiosas.