EFESan Juan

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) certificó este jueves el Plan Fiscal actualizado para Puerto Rico para el ejercicio 2022-2023 que incluye las recomendaciones del Plan de Ajuste del Gobierno, confirmado por la jueza federal Laura Taylor.

En vista pública, la JSF certificó el Plan Fiscal para el ejercicio 2022-2023, durante un encuentro en el que Justin Peterson, uno de sus miembros de la entidad de control, sugirió el fin de este organismo creado bajo la Ley Promesa, aprobada por el Congreso de EE.UU. para afrontar la multimillonaria deuda de Puerto Rico.

"La Junta no puede estar aquí para siempre y Promesa no la diseñó para estar aquí para siempre. Promesa no se hizo para que la Junta esté a perpetuidad y, si no confiamos en los líderes de Puerto Rico, vamos a estar aquí indefinidamente", señaló hoy.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, había informado que el Plan Fiscal para el año 2022-2023 incorporaba aumentos salariales -escalonados- para maestros y oficiales de prisiones, aportaciones de retiro para los policías y seguimiento a las reformas estructurales del Gobierno que no se han completado.

La JSF divulgó un comunicado previo a la ratificación de hoy en el que se señala que el Plan Fiscal actualizado para Puerto Rico refleja el Plan de Ajuste del Gobierno, recientemente confirmado por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para la isla.

El Plan Fiscal reflejaba además los recientes aumentos de fondos federales y la recuperación económica de Puerto Rico.

"La confirmación del Plan de Ajuste del Gobierno de Puerto Rico realmente permite imaginar un futuro diferente, un mejor futuro para la isla", afirmó el presidente de la JSF, David Skeel.

El comunicado señala que el Plan Fiscal actualizado refleja la "previsibilidad" y servicio sostenible de la deuda que proporciona la confirmación del Plan de Ajuste.

"Más allá de estos beneficios, el Plan Fiscal actualizado invierte en la estabilidad fiscal de Puerto Rico al destinar 10.300 millones de dólares durante los próximos 10 años al nuevo Fideicomiso de Reserva de Pensiones, de modo que garantiza que las pensiones que se han prometido en el pasado puedan pagarse en el futuro", señala.

Además, el Plan Fiscal actualizado destina 1.600 millones de dólares para mejorar los beneficios de retiro y el seguro médico de los policías durante más de 30 años.

El comunicado indica que la implementación de la Agenda de Administración Financiera garantizará que el Gobierno evite las prácticas pasadas que provocaron la crisis, además de allanar el camino para dar fin a la JSF conforme con la Ley Promesa.

El Plan Fiscal incluye las principales reformas estructurales necesarias para el crecimiento económico al promover la participación en la fuerza laboral formal y describir las oportunidades de desarrollo de la fuerza de trabajo, destaca el comunicado.

Queda incluida también la Reforma de la Educación, que se centra en mejorar drásticamente los índices de graduación y los resultados de los estudiantes en las pruebas.

También incluye la Reforma de la Facilidad para Hacer Negocios, que procura reducir los obstáculos al inicio y "sostenibilidad" de los negocios mediante la mejora de los procesos de obtención de permisos,

Además. la Reforma del Sector Eléctrico brindará una electricidad más fiable, asequible y limpia, mientras que la de Infraestructura mejorará el sector del transporte público.

El Plan Fiscal actualizado también incluye otras importantes inversiones, como 10.300 millones de dólares para el Fideicomiso de Reserva de Pensiones durante los próximos 10 años u otros 3.800 millones para la Reforma del Servicio Público y los aumentos salariales de los empleados del Departamento de Educación y los bomberos.

Además, se destinan 1.000 millones de dólares para el aumento de los beneficios de retiro de los policías, lo que incluye desde un seguro médico para del retiro hasta ser elegible para Medicare.