EFEUSASan Juan

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, tronó este miércoles contra la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), al asegurar que "ha fracaso vergonzosamente en su misión" de controlar el presupuesto y los gastos del Gobierno local mediante planes fiscales.

Así lo dejó a entender Rivera Schatz en un mensaje escrito en sus redes sociales, en las que afirma que la JSF -creada por el Congreso estadounidense bajo la Ley Promesa- ha tenido "que enmendar 6 veces sus notorios 'planes fiscales' por su desconocimiento e improvisación".

El líder senatorial prosiguió diciendo que la JSF, dirigida por el puertorriqueño José Carrión y la ucraniana Natalie Jaresko, "fallaron en todos sus pronósticos de recaudos" y que "su empleado para proyectos de desarrollo económicos estratégicos fue un verdadero fiasco" (sic).

"No logró nada y salió en medio de un escándalo. Se han gastado millones en consultores sin resultado alguno. Sus nombramientos, sus propios negocios y sus lujosos beneficios personales, cuestionados y rechazados por todos los sectores de Puerto Rico", abundó Rivera Schatz.

El también líder del gobernante Partido Nuevo Progresista criticó a la JSF por pretender cerrar algunos de los 11 recintos de la Universidad de Puerto Rico, con el fin de minimizar gastos de presupuesto de la institución académica.

De igual manera, tronó contra la JSF por impulsar aumentos tarifarios y enmiendas a la Ley 80 de Despido Injustificado, norma que protege a los empleados del sector privado de un despido injustificado de su trabajo.

Rivera Schatz criticó también algunas de las medidas "urgentes y necesarias" propuestas por la JSF "de cambiarle el 'nombre' al 'bono' de Navidad por 'compensación', como si con eso se resolviera algo¡".

"Andan por ahí tratando de impulsar ese cambio trivial e inconsecuente en materia de presupuesto", indicó.

Rivera Schatz, a su vez, aseguró que el dinero del bono de Navidad para este año para los empleados públicos "está disponible".

"El capricho de cambiar el nombre de ese pago, al cual tienen derecho los trabajadores, es una muestra de la incompetencia y prepotencia de los miembros de la Junta", matizó Rivera Schatz.

El líder senatorial culminó su opinión recordando aquella ocasión en la que Carrión afirmó que podía vivir con 1.000 dólares mensuales, "pero pretende que los puertorriqueños lo hagan".

Mencionó además que el salario anual de Jaresko es de 650.000 dólares, y que de esta manera "pretende con medidas draconianas, condenar a la miseria a los estudiantes, trabajadores y jubilados de Puerto Rico. ¿Qué les parece?", puntualizó.