EFE NewsSan Juan

El dramaturgo neoyorquino de padres puertorriqueños Lin-Manuel Miranda se sumó este domingo a las protestas en rechazo a la muerte del afroamericano George Floyd cuando estaba bajo custodia policial en Minneapolis (Minnesota).

En un vídeo de poco más de un minuto y publicado en su cuenta de Twitter, Miranda pide perdón por no haberse pronunciado antes de manera más contundente sobre este asunto.

"Hamilton -su exitoso musical- no existe sin los personajes negros que crearon, revolucionaron y cambiaron el mundo de la cultura, la música y el lenguaje del 'hip-hop'. La idea del espectáculo literalmente no existe sin la brillante participación de los actores y equipo de raza negra que le dan vida a esta historia cada vez que se presenta", subraya con tono preocupado Miranda.

El hijo de puertorriqueños denuncia que Estados Unidos es un país en el que los negros son atacados por parte de la supremacía blanca, lo que se traduce en violencia policiaca y racismo sistematizado.

Miranda subraya que es responsabilidad de cada uno hacer el trabajo para ser mejores aliados en el objetivo del bien común.

"Gracias a todos los que están del lado de la justicia. La historia nos observa", destaca el artista neoyorquino.

Floyd falleció el lunes pasado en Minneapolis cuando era detenido después de que un policía blanco le asfixiara presionando la rodilla contra su cuello durante casi 9 minutos.

Este hecho ha desencadenado una ola de protestas y disturbios, con saqueos, incendios y cargas policiales, tanto en Minneapolis como en las principales ciudades de EE.UU.

El exvicepresidente Joe Biden, virtual candidato demócrata a la Presidencia, condenó este domingo los disturbios de los últimos días por el asesinato de Floyd y afirmó que el país no puede permitir que el dolor le destruya.

Tres personas han recibido disparos y una de ellas murió la pasada noche en Indianápolis durante las protestas raciales que se desarrollan en diferentes puntos de Estados Unidos desde la muerte de Floyd cuando era detenido por la Policía en Minneapolis.

Los disparos tuvieron lugar en el transcurso de las protestas en el centro de Indianápolis y alcanzaron al menos a tres personas, explicó en rueda de prensa el jefe de la Policía de la ciudad, Randal Taylor, en declaraciones recogidas por la CNN.