EFE NewsSan Juan

El meteoro que fue avistado en la tarde del viernes por una gran mayoría de puertorriqueños, se trató de "una roca espacial de varios pies de diámetro", confirmó la Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC).

El meteoro fue visible "desde toda la isla" cerca de las 05.30 (17.30 GMT), pero se desintegró a una altura de entre 50 a 70 millas (80 a 113 kilómetros) de la superficie, según dijo la SAC en un comunicado de prensa.

La entidad educativa indicó que actualmente se realizan estimados del tamaño que debió tener el pequeño asteroide antes de penetrar la atmósfera, y adelantó que preliminarmente se calcula que fue de al menos dos o más metros de diámetro.

"Confirmamos que incluso ocasionó un sonido similar a una explosión, debido a la onda expansiva o 'sonic boom' que produjo al entrar a la atmósfera", señaló Eddie Irizarry, vicepresidente de la SAC.

Añadió que dicho sonido fue reportado por docenas de testigos que lograron apreciar el impresionante meteoro.

La SAC indicó que aunque eventos como este pueden ocasionar la caída de fragmentos (meteoritos) a la superficie, en este caso debieron caer al mar.

De hecho, imágenes captadas por el satélite Goes 16 indicó que el pequeño asteroide se desintegró sobre el mar a aproximadamente unas 38 millas (61 kilómetros) al norte de San Juan.

La organización aclaró que el avistamiento del meteoro no está relacionado al reciente acercamiento del asteroide 2020 AN3, sino que se trató de otro pequeño asteroide.

"Todos los días entra material del espacio a nuestra a atmósfera. Ocasionalmente alguna roca espacial algo más grande puede hacerlo, pero usualmente se desintegran", indicó la SAC.

La entidad educativa enfatizó en que este tipo de avistamiento no debe ocasionar preocupación alguna, ya que se trata de eventos normales de la naturaleza.

"Es una razón más para ocasionalmente mirar hacia el cielo, ya que cuando menos uno se lo espera, se puede ver un meteoro impresionante tal como ocurrió hoy", destacó, a la vez que explicó que los asteroides pequeños son sumamente difíciles de detectar con anticipación.