EFEUSASan Juan

Autopistas Metropolitanas (Metropistas) de Puerto Rico, controlada por la compañía española Abertis y Goldman Sachs, anunció este sábado que tras 8 años de operación y completar una inversión de 154 millones en mejoras revisará las tarifas en los peajes de las autopistas PR-22 y PR-5.

La compañía informó a través de un comunicado en su dirección en internet de que para la mayoría de los usuarios, aquellos que conducen automóviles y motocicletas, no habrá aumento de tarifa alguno en ninguna de las estaciones de peaje a lo largo de ambas autopistas, con la excepción de Manatí, donde habrá un ajuste de 5 centavos.

El comunicado detalla que en las plazas de Buchanan, Toa Baja, Vega Alta, Arecibo, Arecibo Rampa y Hatillo de la PR-22, así como en la estación de Bayamón de la PR-5, no habrá aumento de peaje para estos usuarios.

Los usuarios de vehículos pesados, que representan menos de un 4 % del total del tráfico, pudieran ver aumentos de 5 o 10 centavos, dependiendo de la plaza y el tipo de vehículo que conducen.

Esa revisión de tarifas se lleva a cabo de conformidad con el contrato de concesión que Metropistas suscribió con la Autoridad de Carreteras en el 2011, el cual dispone una fórmula específica ligada al índice de inflación para determinar las revisiones de tarifas y garantizar que las mismas se hagan de forma regulada, moderada y gradual.

"El ajuste en las tarifas es un elemento indispensable para que podamos llevar a cabo las inversiones que les aseguran a los usuarios los niveles de excelencia en la infraestructura que operamos y los servicios que les brindamos", dijo Julián Fernández Rodes, primer ejecutivo de Metropistas.

"Pero lo más importante es que en nuestro caso existe un contrato que regula cómo y cuándo se pueden dar estos ajustes, lo que evita que los mismos se hagan de forma arbitraria, de golpe, o sin parámetros objetivos", indicó.

El contrato firmado en el año 2011 estipula que estas revisiones comenzarían a partir del año 2014, luego del cumplimiento de los acuerdos y obligaciones contemplados para la puesta en marcha de un plan de inversiones y mejoras, con el fin de elevar el nivel de seguridad y comodidad en las mencionadas autopistas.

Durante estos primeros 8 años, subraya el comunicado, el plan ha incluido una inversión de 154 millones de dólares, incluyendo mejoras en seguridad como, por ejemplo, señalización y rotulación, sistemas de iluminación, pintura de marcas viales, vallas metálicas y de hormigón, así como la rehabilitación de puentes y estructuras, y mejoras en pavimentos.

"Para este año continuamos invirtiendo en la infraestructura para mejorar la seguridad de nuestros usuarios. Asimismo, estamos haciendo una apuesta grande en la tecnología para preparar las autopistas para los nuevos retos tecnológicos que están por venir", indicó Fernández Rodes.

"Por otra parte, estamos muy orgullosos de que desde que completamos nuestro plan inicial de inversiones y mejoras, en 2014, hemos logrado reducir los accidentes con víctimas en un 65 %", sostuvo.

El comunicado recuerda que dentro de los proyectos de mejoras más relevantes llevados a cabo por Metropistas durante este pasado año se encuentran la rehabilitación del puente sobre el Caño Martín Peña a la salida del túnel de Minillas y la demolición de la antigua estación de peaje de Toa Baja.

A mediados de año, también se completaron los trabajos relacionados con la rehabilitación de las infraestructuras tras el paso del huracán María, con una inversión cercana a los 16 millones de dólares.

Para el año 2020, Metropistas prevé invertir 20 millones de dólares adicionales en diversos proyectos capitales, incluyendo reparación y mantenimiento de puentes y pavimentos, entre otros.

"Continuaremos fieles a nuestro compromiso de ofrecerles a nuestros usuarios el más alto nivel de calidad y servicio, y a cumplir con las responsabilidades que tenemos de operar y mantener estas autopistas, siguiendo los más rigurosos estándares de calidad", añadió Fernández Rodes.