EFE NewsSan Juan

Autopistas Metropolitanas de Puerto Rico, Metropistas, cuyo principal accionista es la corporacion española Abertis, celebra desde hoy su primera década como la empresa a cargo de la gestión y administración de las autopistas PR-22 (Expreso De Diego) y PR-5 en la isla.

La compañía comenzó funciones el 21 de septiembre de 2011 como la primera alianza público-privada bajo la ley 29 del 2009.

Desde entonces, ha jugado un papel importante en la innovación de la gestión de autopistas en Puerto Rico.

“Estamos muy contentos de poder celebrar esta primera década y seguir aportando en innovación y seguridad para todos los que transitan por las autopistas PR-22 y PR-5. Metropistas mantiene un firme compromiso en ofrecer un servicio de la mejor calidad y a la vanguardia de la tecnología,” afirmó Julián Fernández, principal oficial ejecutivo de Metropistas

Como parte de la celebración, Metropistas lanzó este martes una campaña educativa en la que presenta los logros y cambios que se han establecido en los pasados 10 años y que han llevado a la empresa a convertirse en un referente en la gestión de autopistas.

Desde el inicio de la concesión, Metropistas comenzó un proyecto que requirió una inversión multimillonaria para reparar, rehabilitar y mejorar las autopistas PR-22 y PR-5.

Se trabajó en la rehabilitación de puentes, pavimentos, iluminación, señalización, drenajes, áreas verdes e infraestructura para mejorar la seguridad vial.

En 2014 Metropistas, en colaboración con la Autoridad de Carreteras, desarrolló el primer carril expreso en Puerto Rico con tarifa dinámica.

Este carril, que transcurre a lo largo de 12 kilómetros entre Bayamón y Toa Baja, ofrece un ahorro de hasta 20 minutos por trayecto a los conductores que lo utilizan en las horas pico de mayor tráfico.

Otro de los grandes proyectos en favor de la fluidez del tránsito y la seguridad vial fue la transición del pago de peajes en efectivo a los peajes sin barreras mediante pórticos electrónicos, sistema conocido como “free flow”.

El establecimiento de estos pórticos reduce el riesgo de accidentes y produce una mejor fluidez del tránsito.

Al completarse este proyecto en 2016, Puerto Rico se convirtió en el primer país del Grupo Abertis -principal accionista de Metropistas y con presencia en 12 países- en tener una autopista 100% “free flow” y un carril expreso con tarifa dinámica.

“El compromiso principal de metropistas es con sus clientes, aquellos que utilizan la autopista para llegar a sus hogares, empleos, escuelas, citas médicas y tantas otras gestiones que se hacen más accesibles a través de una vía segura y confiable,” resaltó Fernández.

Bajo esta premisa, la empresa ha invertido en 10 años aproximadamente 170 millones en mejoras a la infraestructura para aumentar la seguridad vial.

Esta inversión se ve reflejada en la repavimentación, los sistemas de contención a lo largo de la autopista -como las barreras de hormigón y de metal (guardarailes)- y el sistema de señalización, entre otros.

El efecto de estas mejoras ha sido una reducción en accidentes con víctimas de un 73% en un periodo de seis años.

En 2014 se registraron 559 accidentes con víctimas en las autopistas PR-22 y PR- 5.

Desde entonces, la cantidad de accidentes ha disminuido hasta llegar a 163 accidentes en 2020.

Esta reducción es consecuencia directa de la inversión efectuada por Metropistas en la infraestructura, que ha pasado de 72,9 millones de dólares en 2014 a un total de 165,05 en 2020.

A las mejoras a la infraestructura se suma la vigilancia 24/7 a través de un moderno centro de control desde el que se comunican y coordinan las actividades y proyectos que se realizan en la pista y se atienden las necesidades de los clientes en las autopistas con equipos de patrullaje, en colaboración con la policía de Puerto Rico y emergencias médicas, entre otros.

Cada año, se realizan aproximadamente 12.000 asistencias en la carretera libre de costo.

Más allá de las vías de rodaje, Metropistas realiza campañas educativas masivas sobre seguridad vial para concienciar a la ciudadanía sobre los peligros de las distracciones y las conductas negligentes al conducir en la isla.

Metropistas cuenta con un plan para desarrollar autopistas inteligentes como el establecimiento de fibra óptica a lo largo de la autopista, el uso de energía solar para promover la eficiencia energética y la creación de estaciones de recarga para los vehículos eléctricos, entre muchos otros proyectos.