EFENueva York

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, recordó este sábado a una joven puertorriqueña asesinada en un atraco en el restaurante Burger King de Harlem en el que trabajaba, un caso que ha consternado a la ciudad durante días y al que puso final la detención del supuesto autor del crimen este jueves.

"El asesinato de Kristal Bayrón Nieves ha sido un acto de maldad, pero ha llamado a la conciencia en nuestra ciudad. La avalancha de amor y apoyo desde todos los rincones ha sido genuinamente conmovedora", dijo Adams en un comunicado, haciéndose eco de la implicación de los ciudadanos que han recaudado fondos, participado en vigilias y reclamado justicia en las calles.

Bayrón, de 19 años y que se había mudao a Nueva York desde Puerto Rico con su familia hace dos años, trabajaba desde hacía pocas semanas en un Burger King al este de Harlem y estaba haciendo su último turno de noche cuando un atracador entró en el establecimiento y le disparó pese a haberse embolsado los 100 dólares que había en la caja, de acuerdo a los medios locales.

El supuesto autor del crimen es Winston Glynn, de 30 años, un extrabajador de la cadena que según las investigaciones no conocía a la víctima.

Fue detenido este jueves después de que las autoridades, que habían ofrecido recompensas, identificaran el cinturón que llevaba aquella noche y siguieran el rastro de su tarjeta hasta un hotel reutilizado como albergue.

Este viernes se le imputó un asesinato en primer grado, además de delitos de robo y relacionados con el uso y la posesión de armas de fuego.

Adams, que se ha comprometido a reforzar la Policía ante la ola de violencia armada de los últimos meses, se mostró particularmente indignado por la tragedia.

"No vengo a conferencias de prensa de detenciones, pero esta era muy personal. Un asesino a sangre fría que dispara a una niña de 19 años después de que ella obedezca", dijo.

Según su comunicado de este sábado, la administración de Nueva York ha ofrecido a la familia de la joven "los recursos que necesiten" y la aerolínea Jetblue ha dado vuelos gratuitos a sus familiares para que puedan hacer un funeral y enterrarla en Puerto Rico.