EFE NewsSan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, anunció este jueves cambios en las medidas para frenar la covid-19, entre ellas el retrasar dos horas y hasta la medianoche el toque de queda, el cierre de los comercios a las once de la noche y retomar las clases presenciales cumpliendo con las directrices del Departamento de Salud.

Las nuevas reglas entrarán en vigor este próximo lunes 10 de mayo y estarán vigentes por dos semanas, hasta el domingo 23 de mayo de 2021, dijo Pierluisi en un comunicado.

Los alumnos no acudían a las clases desde el pasado 12 de abril.

"Quiero resaltar la importancia de que aún no hemos vencido esta pandemia, por lo que no podemos bajar la guardia y tenemos que continuar tomando todas las medidas preventivas requeridas para evitar contagios", sostuvo.

Por eso, pidió que se sigan cumpliendo con las medidas de prevención y la mayor cantidad de gente se vacune para poder la inmunidad colectiva "tan pronto como al final del verano".

El gobernador añadió que la orden ejecutiva incluye cambios menores a base de la mejoría sostenida en los niveles de contagios y hospitalizaciones en los últimos días.

La misma tendrá una vigencia de solamente dos semanas, tiempo que servirá para monitorear la situación y evaluar cualquier cambio que sea necesario.

Estarán excluidos del toque de queda las personas que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud, incluyendo las que administren vacunas, los que en cualquier momento acudan a ser vacunados contra la covid-19 y los que acompañen a una persona a ser vacunada, entre otros.

El porcentaje de ocupación en comercios y restaurantes se mantendrá en el 30 % garantizando el mínimo de distanciamiento físico de seis pies (1,83 metros) entre los comensales.

En cuanto a la escuelas, la nueva orden ejecutiva autoriza que se pueda retomar la educación presencial, siempre y cuando, se cumpla con las directrices del Departamento de Salud.

Esto es cónsono con la política pública de la administración del presidente Biden, el secretario de Educación de Estados Unidos, y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), así como con las recomendaciones de la comunidad científica de la Asociación Americana de Psiquiatría, entre otras.

El Departamento de Salud estará evaluando sus protocolos para atemperarlos con las recomendaciones del CDC y la tendencia sostenida en la reducción de casos en este momento.

Siguen terminantemente prohibidas las actividades multitudinarias, así como aglomeración en playas, ríos, balnearios, marinas, piscinas y otros cuerpos de agua, entre otros.

En la isla hay actualmente 117.974 casos de coronavirus confirmados, 15.872 probables y 118.195 sospechosos.

La cifra de fallecidos en la isla, que tiene una población de 3,2 millones de personas, esde 2.348.