EFE NewsSan Juan

La Policía de Puerto Rico recibió entre enero y mayo de este año, 26 querellas de oficiales de seguridad por casos de violencia de género, informó este jueves el comisionado de la Policía, Antonio López.

De estas 26 querellas, 17 imputados fueron arrestados en diferentes instancias por parte de la Policía, según se indicó en un comunicado de prensa.

Luego de evaluar la prueba, la fiscalía determinó poseer elementos suficientes para presentar cargos contra ocho de los 26 casos.

López agregó que, hasta el momento, de los ocho casos llevados ante el tribunal, en algunos no se encontró causa en varias de las instancias y en otros, el proceso aun continúa ante los tribunales.

De todos los casos, uno de los más notorios es el del sargento Roberto García, director de la División de Violencia Doméstica de la Policía de Puerto Rico en Humacao.

A García se le imputa de presuntamente agredir a su pareja, a su hija de 17 años con las manos en diferentes partes de su cuerpo y apuntarles con su arma de reglamento.

No obstante, la jueza María Rojas, del Tribunal de Caguas, no encontró causa contra García.

Sin embargo, el comisionado de la Policía de Puerto Rico, Antonio López, dijo este jueves, que independientemente de la determinación de no causa contra García, una investigación interna contra este continúa.

El caso contra García se refirió al Negociado de Investigaciones de Asuntos Antidiscriminatorios (NIAA), el cual se ocupa de la investigación y verifica que el protocolo se haya iniciado y si existe alguna orden de protección emitida por el tribunal, explicó López en un comunicado de prensa.

Por su acusación, García permanece desarmado, retirado de su función oficial, se le ordenó una evaluación psicológica e inició una investigación interna.

Unos 13.000 miembros de la Policía de Puerto Rico permanecen activos.