EFEUSASan Juan

La Presidenta de la Federación Americana de Maestros (AFT por su sigla en inglés), Randi Weingarten, llegará a Puerto Rico este viernes para unirse a los esfuerzos de recuperación que la organización ha desplegado en Puerto Rico y las Islas Vírgenes Americanas tras el azote del huracán María.

Esta visita reforzará el compromiso de la organización con sus miembros en las zonas de desastre y con las víctimas de este desastre natural.

Tras el conflicto, la AFT se movilizó rápidamente con varias iniciativas en Estados Unidos y en Puerto Rico para brindar apoyo y socorro a las víctimas.

Por ejemplo, la AFT ha trabajado de varias formas para establecer comunicaciones con los miembros del sindicato local, evaluar su seguridad, determinar el alcance del daño y desarrollar un plan para ayudar, informó la federación en un comunicado.

Además, la organización ha recabado la asistencia de líderes electos y sindicatos de Estados Unidos para complementar los esfuerzos federales de obtención de suministros a las personas necesitadas y para proporcionar servicios médicos y de salud.

Más de una docena de enfermeras de la AFT viajaron a Puerto Rico para ayudar con los esfuerzos de atención directa en la isla.

Además, la AFT proporcionará a los niños de Puerto Rico libros, productos de higiene personal y suministros básicos a través de su asociación con First Book, una organización sin fines de lucro que ofrece libros nuevos de bajo costo y suministros escolares básicos a escuelas y programas para niños de bajos ingresos.

La AFT también utilizará su red para apoyar a las familias desplazadas por el huracán que se han trasladado a los Estados Unidos continentales. De igual importancia son los esfuerzos y colaboraciones de la AFT con sus delegados en Puerto Rico y con el Departamento de Educación de Puerto Rico para asegurar que las escuelas reabran de forma segura para los estudiantes y el personal que ingrese a los edificios escolares, señala el comunicado.

En agosto, la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) y su sindicato local, el AMPR-Local Sindical pasaron a formar parte de la familia de la AFT a través de una afiliación.

La AFT ahora representa a 40.000 miembros en Puerto Rico, incluyendo educadores activos y jubilados.

A nivel nacional, la AFT es un sindicato de 1.7 millones de miembros en 3.500 locales sindicales de todo el país.