EFEUSASan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció que hoy se enviará a la Asamblea Legislativa un proyecto que elimina la aportación gubernamental al Fondo Electoral del cual los partidos políticos se benefician para costear gastos administrativos.

Rosselló indicó a través de un comunicado que "el presupuesto para el próximo año fiscal no contempla las asignaciones a los partidos políticos por concepto del Fondo Electoral".

"En el día de hoy estamos enviando legislación para enmendar la Ley 222-2011 para que se refleje ese cambio de política pública de mi Administración", agregó.

La Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas en Puerto Rico, Ley 222-2011, dispone la asignación de 400.000 dólares en años no electorales y 600.000 dólares en años con referendos para gastos administrativos para cada partido político.

Esa cantidad representaría un gasto de 1,2 millones de dólares este año y más de 1,6 millones de dólares en el año 2016.

"El presupuesto que está siendo evaluado se ha enfocado en proteger y asegurar que los servicios del Gobierno a los más vulnerables se continúen ofreciendo", subrayó Roselló.

El jefe del Ejecutivo dijo que en estos momentos de crisis fiscal no existe justificación para que el Gobierno subsidie a los partidos políticos en sus gastos administrativos.

"El sacrificio y las eficiencias que estamos logrando tienen que reflejarse en todos los gastos del Gobierno", concluyó el primer mandatario.