EFESan Juan

El secretario de Salud de Puerto Rico, Rafael Rodríguez, anunció hoy la reciente firma de la orden administrativa 395 que revisa los procedimientos de admisión establecidos en el ofrecimiento de servicios directos a pacientes LGBTTQIA (lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual, queer, intersexual y asexual), indicó el Departamento de Salud en un comunicado.

Rodríguez estableció el repudio al discrimen por identidad de género u orientación sexual real o percibida, contra cualquier paciente que solicite servicios de salud y reiteró que la dignidad del ser humano es inviolable, y que todas las personas son iguales ante la ley.

"Es por esto que las Secretarías podrán establecer los mecanismos para la obtención de información de perfiles o datos relevantes a la población recipiente de los servicios y programas con el propósito de que éstos sean sensibles a la realidad y las necesidades LGBTTQIA", agregó.

La orden administrativa incluye los hospitales, Centros de Diagnóstico y Tratamiento, laboratorios, proveedores de servicios y cualquier otra facilidad de salud pública o privada administrada por el Departamento de Salud.

Incluye aquellos proveedores e instalaciones gestionadas por entidades de salud privadas, servicios de hospicio, cuidado en el hogar, centro de diálisis que deberán contar con dos horas mínimo en un periodo trienal de educación y adiestramiento sobre sensibilidad y competencia cultural y que capacitará al personal en poseer el conocimiento, las actitudes y conductas apropiadas para servir y apoyar a la población LGBTTQIA.