EFE NewsSan Juan

El secretario del Departamento de Estado, Omar J. Marrero, reunió este martes a las dependencias gubernamentales que participan de los programas del Plan de Rescate Americano (ARPA, en inglés) con el objetivo de repasar los procesos de solicitud y agilizar los desembolsos.

“Agrupamos a las dependencias gubernamentales, que se le asignaron fondos federales a través de la ley ARPA para conocer el progreso de sus solicitudes, brindar asesoría y repasar los procesos de cumplimiento y usos elegibles. Es bien importante para el gobernador Pedro Pierluisi que agilicemos el desembolso de estos fondos para el beneficio de nuestra gente. Es necesario también, mantener una comunicación directa con las entidades que atienden estos fondos para asegurar su cumplimiento, conforme a los parámetros establecidos por el Gobierno federal”, expresó el también director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal.

Entre las dependencias gubernamentales y entidades que participaron de la reunión de la primera fase de la asignación de la Ley ARPA fueron el Departamento de Hacienda, la Oficina de Gerencia y Presupuesto, Departamento de Transportación y Obras Públicas, Departamento de Salud, Compañía de Turismo, la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda, el Instituto de Cultura de Puerto Rico, el Conservatorio de Música de Puerto Rico, Escuela de Artes Plásticas y Diseños y Corporación de Bellas Artes de Puerto Rico y Corporación de las Artes Musicales, la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario de Puerto Rico, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales entre otras.

De otro lado, el secretario de Estado informó que durante la primera fase de la implementación de los programas a través de la Ley ARPA, se han transferido 301.852.217 dólares a las distintas agencias.

De esta suma, 276.808.592 corresponden a la asignación de fondos para la reparación de columnas cortas, la cual impactará alrededor de 684 planteles escolares.

Para los hospitales públicos, privados y CDTs, que también han sido fundamentales en la respuesta a la covid-19, se han aprobado en pagos de “premium pay” 52.442.000, impactando a 28.202 empleados.