EFESan Juan

La Policía puertorriqueña anunció este domingo que está investigando el secuestro y asesinato de un joven de 20 años ocurrido entre los municipios de Carolina y Canóvanas, en el noreste de la isla.

El secuestro se produjo anoche en la urbanización Villa Esperanza, en Carolina, donde cuatro individuos dispararon contra el joven y lo montaron a la fuerza en el vehículo que conducían.

Según el comunicado policial, que cita al querellante, los secuestradores iban armados y enmascarados y su coche era un Hyundai Tucson color blanco.

En el lugar de los hechos, los agentes encontraron casquillos de bala y sangre.

El cuerpo del joven, identificado como Abraham Ezequiel Collazo Rentas, fue hallado horas después, ya este domingo, en la carretera 951 del barrio La Central en Canóvanas.

El hallazgo lo realizaron sus familiares, que habían lanzado una búsqueda y se encontraron el cuerpo con múltiples impactos de bala y a orillas de la carretera.

En la escena, no se levantaron casquillos de bala.

La investigación sigue su curso y la Policía no ha adelantado los posibles motivos del secuestro y asesinato, aunque sí ha apuntado que Collazo Rentas tenía expediente criminal por violación de la Ley de Armas.

Los ajustes de cuentas, en muchos casos ligados con el narcotráfico, son frecuentes en Puerto Rico, donde este año ha habido un repunte de la criminalidad y, según datos de hace una semana, ya se han registrado 550 asesinatos, 66 más que en el mismo periodo de 2020.