EFEUSASan Juan

El presidente de la Comisión de Salud del Senado de Puerto Rico, Ángel Martínez Santiago, informó hoy que investigará los protocolos implementados por las instituciones sanitarias de la isla para dar el alta a pacientes horas antes o inmediatamente después del paso del huracán María.

Según Martínez Santiago, horas antes del paso de María "muchos hospitales estaban dando de alta a pacientes", y cuyos familiares tuvieron que viajar, en algunos casos, largas distancias "para recogerlos apenas minutos antes de que llegara este histórico ciclón".

"No cabe la menor duda que el huracán María ha dejado al descubierto una serie de grandes deficiencias en toda la cadena de salud y es hora de que actuemos de tal forma", sostuvo el senador en un comunicado de prensa.

De acuerdo con el funcionario, las personas que son dadas de alta de hospitales no significa que estén recuperados de su condición, sino que están listos para continuar el tratamiento desde sus hogares, con unas recomendaciones medicas estrictas.

Sin embargo, según éste, "en caso de un fenómeno como María y sin hogar, tiene que implantarse un protocolo diferente para asegurarse que ese tratamiento continúe, sea en un refugio o en el mismo hospital".

"Esta administración ya se encuentra delineando un plan para actuar en estos casos que incluye establecer refugios especializados para atender situaciones de salud. Este Senado va a intervenir también para estudiar alternativas, viables, para que esta situación no vuelva a ocurrir", afirmó.

Martínez Santiago agregó que debido a la falta de comunicación por la caída de las telecomunicaciones por el paso del ciclón, las altas "que se produjeron después no pudieron ser atendidas como se supone".

"Tenemos que evaluar un protocolo para este tipo de emergencia y esta Comisión de Salud estará estudiando este asunto con urgencia", afirmó el funcionario, quien no obstante, destacó "el esfuerzo que realizaron muchos hospitales para contactar a familiares de pacientes durante la emergencia, pero aseguró que se necesita más".

"Muchos hospitales hasta alquilaron vehículos para llevar pacientes a sus casas y eso es encomiable. El asunto es que no todos lo hicieron. También, existe otra gran preocupación y es en cuanto a que sucede con ese paciente que no tiene familiares o amigos cercanos", indicó.