EFE NewsSan Juan

El senador popular por acumulación José Nadal informó este domingo que recientemente presentó una resolución que pide a congresistas estadounidenses brindar incentivos contributivos a compañías manufactureras y farmacéuticas que inviertan en Puerto Rico.

La medida es la Resolución del Senado 1379, dijo Nadal en un comunicado de prensa.

Según explicó el legislador, en la Cámara baja federal hay un esfuerzo encaminado hace varios meses y liderado por la delegada de las Islas Vírgenes estadounidenses, Stacey E. Plasket, y en el Senado federal por Roger Wicker, de Misisipi, que propone brindar un incentivo contributivo a dichas empresas que inviertan en la isla y otras jurisdicciones dentro de EE.UU.

"En la coyuntura histórica en la que nos encontramos con un Gobierno en crisis fiscal y una Junta de Supervisión Fiscal autorizando los gastos de la Administración del país, se hace meritorio que la Legislatura de Puerto Rico se exprese a favor del esfuerzo", indicó Nadal.

El legislador mencionó que la aprobación de la Reforma Contributiva Federal de 2017, "fue nefasta para Puerto Rico", pues "le dio un trato a la Isla y demás jurisdicciones como un país extranjero, impactando la inversión privada y la creación de empleos".

"Precisamente estos proyectos, pretenden excluir parte del ingreso generado en Puerto Rico y otras jurisdicciones del impuesto establecido en la mencionada reforma", añadió.

Ante ello, Nadal dijo que como resultado de la autonomía fiscal del Gobierno de Puerto Rico, "la isla está preparada para esta oportunidad de negocio y de desarrollo económico, pues cuenta con la infraestructura, la mano de obra capacitada y el conocimiento experto para satisfacer la demanda de las industrias que deseen iniciar negocios en nuestro suelo".

"Estudios afirman que Puerto Rico es el mayor exportador de estudios médicos en los Estados Unidos, ya que en el 2019 la isla exportó mas de 53 millones de dólares, lo que nos hace la jurisdicción idónea para la inversión en todos Estados Unidos", apuntó.

"De ser aprobadas estas medidas, indudablemente serán de beneficio para la fuerza laboral de Puerto Rico en la industria farmacéutica, así como para los servicios que requieren de ordinario estas empresas", afirmó.