EFE NewsSan Juan

El presidente del Senado, el penepé Thomas Rivera Schatz, y el senador independentista Juan Dalmau Ramírez, repudiaron este martes el asesinato del afroamericano George Floyd el pasado 25 de mayo a manos de cuatro policías de Mineápolis.

A juicio de Rivera Schatz, resulta "innegable y detestable" las imágenes de Floyd esposado y tendido boca abajo en el pavimento y al policía blanco Derek Chauvin sobre él apretándole el cuello con una rodilla durante varios minutos, sin modificar su postura, pese a que se escuchan las quejas del hombre varias veces de que no podía respirar hasta que parece perder el sentido.

Junto a Chauvin, otros tres agentes llegaron al lugar, pero ninguno trató de detener a Chauvin de seguir apretando el cuello de Floyd.

Los oficiales, no obstante, notaron que Floyd presentaba "dificultades médicas", por lo que llamaron a una ambulancia, que lo trasladó a un centro de salud donde murió poco después.

Los cuatro policías fueron expulsados del cuerpo. Chauvin, por su parte, fue acusado de asesinar a Floyd.

"La arrogancia y maldad de ese criminal y los tres que le acompañaban no dio espacio para la piedad y culminó con la muerte del señor Floyd. Triste por demás, la pérdida de una vida", sostuvo Rivera Schatz en un turno de la sesión senatorial este martes.

"He escuchado y observado a través de imágenes de medios de comunicación la indignación, la ira y el coraje que han provocado esas imágenes. De hecho, las imputaciones criminales que se le hicieron a ese oficial son insuficientes. En el plano personal, opino que ese criminal, a sabiendas de que estaba siendo grabado, quería mostrar cómo lastimaba y hería a un hombre de la raza negra", abundó.

Tras el suceso, varias manifestaciones se han llevado a cabo en distintas ciudades estadounidenses pidiendo en protesta por el suceso y el cese del racismo contra los negros.

"En el caso de Estados Unidos al parecer el racismo no quiere erradicar, pero eso no es un problema solamente de Estados Unidos. Yo lo he observado en Venezuela con un gobernante blanco provocando la hambruna a gente blanca y es acusado de narcotráfico", sostuvo el líder senatorial referente al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"De igual manera, en Cuba, el fenecido dictador y asesino cubano Fidel Castro tenía un discurso patriótico de libertades y avance social y uno de sus exescoltas reveló la fortuna que amasaba y la vida de lujos que se daba el señor Castro mientras otros cubanos se lanzaban en una balsa a buscar una oportunidad de mejor vida", dijo.

Rivera Schatz dijo además que situaciones en las que se involucran a policías asesinando a afroamericanos "merecen el repudio de todo el mundo", pero "a veces son utilizadas como punta de lanza por personas que tienen otras agendas como la política, disociar, atacar y envenenar, a ver si de esa manera encienden una chispa".

Dalmau, por su parte, resaltó que la "explosión social", en referencia a las manifestaciones en protesta por la muerte de Floyd, "han sacudido la fibra más íntima de todo ser humano que combate el racismo".

De paso, comparó este hecho con la situación colonial de Puerto Rico incluyendo la determinación del Tribunal Supremo de Estados Unido sobre los nombramientos de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

"La decisión tomada por el Tribunal Supremos de Estados Unidos reafirma el poder plenario del Congreso para imponernos un nuevo gobierno local en manos de una JSF que nadie elige en Puerto Rico. En Puerto Rico, mientras en Estados Unidos hay una explosión social, vive el racismo del poder colonial", expresó.