EFEUSASan Juan

El comisionado de la Policía Municipal de San Juan, José Caldero, anunció este viernes que separó de empleo y de sueldo al policía Efraín Correa Iglesias, contra quien se había radicado una querella por agresión sexual.

La decisión de Caldero se da después de que una ciudadana presentara una querella contra el agente por agresión sexual, por lo que el comisionado decidió el jueves desarmar y suspender de empleo a Correa Iglesias.

No obstante, después de que a Correa Iglesias se le radicaran los cargos por agresión sexual, Caldero decidió separar de empleo y de sueldo al oficial.

"El caso seguirá su curso y tendrá la oportunidad de defenderse. Sin embargo, esta persona no tiene espacio en este honroso cuerpo", afirmó Caldero en un comunicado de prensa.

"Con esta medida, lanzamos un mensaje claro a que conductas impropias de esta naturaleza que atentan contra el bienestar y la dignidad de los ciudadanos a los que estamos obligados a proteger, no van a quedar impunes y se asumirá las consecuencias con el rigor y el peso de la ley", agregó.

Caldero explicó que La División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Cuerpo de Investigaciones de la Policía Estatal asumió jurisdicción sobre el caso y llevó a cabo la investigación.

"Se ha aplicado el reglamento de la Policía Municipal en su forma más severa. La alcaldesa ha sido clara en su política pública de protección de la dignidad y la seguridad de nuestros ciudadanos", concluyó Caldero.