EFEUSASan Juan

Sindicatos y organizaciones sociales de Puerto Rico detallaron hoy los actos en que participarán el próximo 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, cuando marcharán hasta la sede del Legislativo en rechazo a cualquier medida impuesta por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El presidente de la Central Puertorriqueña de Trabajadores, Pedro Irene Maymí, señaló en conferencia de prensa que los sindicatos protestarán en contra de varias medidas, entre ellas, la bajada de las pensiones, la eliminación del bono de Navidad y el aumento de la matrícula en la Universidad de Puerto Rico (UPR).

"Llegó la hora de enfrentar la Junta, de luchar, de defender los pensionistas, a nuestros hijos, la educación y a nuestro país", dijo Maymí, acompañado de líderes de otros sindicatos como la Hermandad de Empleados No Docentes de la UPR, la Unión Insular de Trabajadores de la Industria Eléctrica (UITICE), así como de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico.

El Legislativo de Puerto Rico, por su parte, también se ha expresado en contra de las propuestas de la JSF, entidad federal de control al Gobierno que establece legislación aprobada por el Congreso en Washington, así como de otras, como la de que se les aumente su presupuesto anual de 60 a 80 millones de dólares.

"Si lo que le falta a la Legislatura para apoyarlos en recortarle los fondos a la Junta estaremos con ellos. Dependiendo de la decisión de las cámaras, el gobernador decidirá también. Si el gobernador quiere defender el país tiene en sus manos el debido proceso para hacerlo", añadió Maymí.

"El 1 de mayo le vamos a exigir a nuestros legisladores que no den paso a la intención de la Junta. Se están tomando atribuciones y nosotros le vamos a exigir a la Legislatura que no den paso", recalcó el líder sindical.

La marcha arrancará a las 10.30 hora local (14.30) desde el Puente Dos Hermanos en el sector sanjuanero del Condado hasta el Capitolio.

Dicha marcha será una de varias que se celebrarán el próximo martes, adelantó Maymí.

Otras manifestaciones se llevarán a cabo por otros grupos y sindicatos en la Milla de Oro en Hato Rey (San Juan), específicamente frente a las oficinas de la JSF, así como en el sur y oeste de la isla, actos que Maymí defendió como una prueba de unión y no de división.

"Lo que pasa es que hay tanta indignación, que hay espacio para que hayan manifestaciones", afirmó

"En este momento histórico que estamos viviendo en nuestro país, el 1 de mayo tiene que convertirse en una tribuna para manifestar nuestra indignación por el brutal ataque del cual somos objeto todos los sectores de nuestra nación, por parte de la Junta de Control Fiscal y del propio Gobierno", agregó Maymí.

Por su parte, Héctor Reyes, presidente de la UITICE y líder estadista (anexionista), alzó su voz y exigió "reclamo y exhortación a todo ese pueblo estadista que se siente indignado y oprimido, que también se tire en la calle".

"A veces personalizamos las marchas, pero en este caso, nuestra posición está el 1 de mayo y se supone que todo el pueblo se tire a la calle. Todo el que se siente indignado, pisoteado y oprimido, que se tire a la calle", reclamó.

Asimismo, Charlie Delgado, de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, criticó a la JSF por ignorar los asuntos de los municipios, pues "se olvidan de alguna manera que los municipios es parte del Gobierno" y porque son la representación más directa de los ciudadanos.

"Han ido postergando los asuntos municipales y la manifestación saca en relieve el malestar del pueblo. Esto no es un asunto de una visión filosófica, sino del pueblo por una Junta impuesta y antidemocrática", reclamó Delgado, quien auguró que se impondrán más recursos judiciales en los tribunales en contra de la Junta.

"El despunte y relieve es que los casos van a ir en escalada y hay fundamento jurídico de mucho peso para cuestionar la Constitución de los EEUU y que esta ley trastoca muchos elementos sobre la Constitución", puntualizó.