EFE NewsSan Juan

El Departamento de Educación deberá abrir todos los comedores sociales que sean necesarios para poder alimentar a los más necesitados durante la actual pandemia por el COVID-19, según el Tribunal de Primera Instancia.

En su decisión la justicia indica que debe hacerlo "inmediatamente" y "sin demora alguna".

También subraya que deberán ser abiertos "todos los comedores escolares que sean necesarios para alimentar a toda la población en estado de necesidad producto de la situación de emergencia provocada por el COVID-19, mientras dure el estado de emergencia".

La sentencia, del juez Anthony Cuevas, también recuerda que la escasez de ciertos alimentos, así como el alza en el costo de la canasta alimenticia "es una situación que la vivimos todos por igual, pero que le afecta con mayor intensidad a aquellos que se encuentran viviendo con las pocas ayudas gubernamentales que logran adquirir".

A su vez, considera que el Estado no puede pretender que los niños y sus padres más necesitados "sufran de hambre porque se encuentran en un lockdown (confinamiento) que implementó el Estado, aun cuando la razón para su implementación es loable".

La decisión judicial se produce al declarar que no ha lugar una moción de desestimación de demanda contra el Departamento de Educación que presentaron varios grupos de comunidades escolares y otras organizaciones.

Los demandantes consideraron que el Departamento de Educación tiene el deber de proporcionar dichos alimentos en las actuales circunstancias de emergencia sanitaria.