EFE NewsSan Juan

En una conferencia de prensa en la que habló sobre las presuntas fortalezas del sistema eléctrico en Puerto Rico de cara a la temporada de huracanes y en un almacén de una central eléctrica, el lugar donde hablaba la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, sufrió un apagón de luz.

El apagón duró alrededor de un minuto.

El suceso ocurrió cuando el secretario del Departamento de la Vivienda, Luis Fernández Trinchet, ofrecía detalles de la ayuda económica que se le brindaría a los municipios del sur de la isla afectados por los terremotos de enero pasado y sobre como prevé afrontar la isla la temporada de huracanes que comienza el próximo lunes, cuando se escuchó lo que pareció un corto circuito y se dio el apagón.

Tras la interrupción, los funcionarios que acudieron a la rueda de prensa y la gobernadora se quedaron sorprendidos y a la espera de la restauración del servicio.

Ante la espera, Fernández Trinchet y la gobernadora se acercaron a hablar, pero sin tomar las medidas de seguridad sanitaria como medida de prevención de contagio de la COVID-19.

La gobernadora reaccionó cogiendo un abanico y abanicándose.

Cuando se le preguntó sobre el apagón que se reportó en plena conferencia, la gobernadora soltó que "fue pura casualidad".

El director ejecutivo de la estatal AEE, José Ortiz, explicó que, con motivo de la actividad, se prefirió utilizar un generador eléctrico y no el sistema ordinario que ellos mismos proveen de energía eléctrica para asegurar una continuidad del servicio, cosa que no ocurrió al producirse el apagón.

"Normalmente, cuando hay actividades multitudinarias usamos el generador para evitar que haya cualquier evento. Lo que se cayó fue el generador. Entonces, seguimos trabajando con la luz de afuera. Siempre hubo servicio de energía eléctrica, lo que hizo fue la transferencia del generador, que algo falló, y nos conectamos con la AEE", explicó.

La gobernadora, de inmediato, afirmó que "eso es importante aclarar que no se fue la luz".

El jueves, unos 70.000 abonados de la AEE quedaron sin el servicio eléctrico, debido a que según dijo hoy Ortiz, el sistema de autoprotegió de unas tormentas eléctricas que trajo consigo una onda tropical que pasó por la isla.

Este sistema meteorológico dejó en el centro de la isla entre dos a cuatro pulgadas de lluvia.

"Cuando tú pierdes el servicio por un huracán no es lo mismo cuando pierdes el servicio cuando tienes una tormenta eléctrica. Son dos situaciones diferentes. En el huracán perdiste el poste, perdiste los transformadores. En el día que ayer, el sistema operó como debe operar", afirmó Ortiz.

El funcionario aclaró que no fue "la lloviznita" que cayó el jueves lo que provocó la caída del servicio eléctrico, sino que "el sistema está hecho para proteger al consumidor de que los rayos que están cayendo no entren a su hogar".

La gobernadora dijo hoy que el sistema eléctrico de la isla está preparado para afrontar la temporada de huracanes.