EFEWashington

La soldado puertorriqueña Karolina Ferrer Padilla murió el lunes pasado en un accidente durante su servicio en la Base Conjunta Elmendorf-Richardson en Alaska, informó este viernes el medio Military Times citando un boletín militar.

Ferrer, de 20 años, asignada a tareas de abastecimiento de combustible, era miembro del Sexto Batallón de Ingenieros en la División 25 de Infantería, y había ingresado al Ejército en septiembre de 2019.

Los mandos del Ejército en Alaska no dieron más detalles sobre el accidente que causó la muerte de Ferrer, indicando que la División de Investigaciones Criminales del Ejército y el Centro de Preparación para Combate están llevando a cabo la investigación.

Según el Military Times, Ferrer es una de varios soldados en Alaska que han muerto inesperadamente en meses recientes, pero su muerte es una de las primeras bajas accidentales en cumplimiento de servicio en este año fiscal.

El soldado Patrick Hernández, de la Brigada 16 de la Policía Militar, murió en octubre en un choque de un vehículo humvee en Fort Bragg, en Carolina del Norte.

El teniente coronel Justin Pritchard, comandante de la unidad donde prestaba servicio Ferrer, describió a la graduada de la Escuela de Paracaidismo en Fort Benning, de Georgia, como "una profesional dedicada, una esposa amante y una amiga fiel".

"Una líder con aspiraciones, Ferrer trajo alegría e inspiración a todos sus colegas paracaidistas", afirmó Pritchard en un comunicado. "El Batallón Roble y la Brigada Spartan están en duelo junto con su familia y amigos, y ofrecemos nuestras condolencias sinceras".